Paritaria

Lo que está en juego en la negociación petrolera

Sindicatos y las petroleras tienen la primera cita de la conciliación. La agenda: un reclamo de aumento y una deuda millonaria al gremio que conduce Pereyra.

Los sindicatos petroleros y las cámaras empresariales tendrán un espacio para liberar tensiones y buscar el camino de un acuerdo que evite el conflicto, y más en tiempos donde lo que se busca es la reactivación de Vaca Muerta. Es esta tarde del miércoles, con la mediación del Ministerio de Trabajo de la Nación que interpuso una conciliación obligatoria la semana pasada, anticipándose a la posibilidad de un paro en la Cuenca Neuquina.

El motivo central de una medida de fuerza estaría argumentado en la última sesión de la clausula de revisión que corresponde a la paritaria del 2019, un marco que actualiza los sueldos petroleros en acuerdo entre las partes luego de hacer un balance de la inflación del país. A la fecha, el gremio que conduce Guillermo Pereyra pide un 16% de actualización, visto que esto debió resolverse en marzo y la crisis económica que provocó la pandemia del coronavirus.

Como telón de fondo están los más de 17 mil trabajadores que siguen en situación de stand by. YPF y el gremio de base firmaron un preacuerdo de reactivación, con distintos ajustes en los costos laborales, que permitiría incorporar paulatinamente a estos operarios a sus tareas en los yacimientos y bases. Sin embargo, el principal obstáculo sigue en el incumplimiento de aquella paritaria del año pasado.

Pereyra apuntó que las dos cámaras empresarias -la de las operadoras y la de las grandes contratistas de servicios- no quieren hablar de una paritaria para este 2020. El líder sindicalista sabe que ante cada negativa de las compañías, puede sacar otros temas pendientes como, por ejemplo, las retenciones a los trabajadores que hicieron empresas contratistas que actualmente están en quiebra o se han desentendido de las subcontratistas. El caso EDVSA sigue latente, con una pesada denuncia judicial.

Con estos intermediarios, cientos de pymes de la región quedaron sin facturar y endeudadas. El cálculo de Pereyra es de 800 millones de pesos. Sin embargo, la deuda histórica podría ascender a 3000 millones de pesos.

Desde las cámaras empresariales entienden que existe un contexto de incertidumbre en el sector energético que dificulta otorgar un aumento salarial vinculada a la inflación. Mientras tanto, las compañías van movilizando equipos de perforación y sets de fractura lentamente para acomodar la producción. YPF traerá sus propios "fierros" en los próximos días, tal como anunció el CEO, Sergio Affronti.

El viernes último, el gremio le había dado "libertad de acción" a sus afiliados. Así es que se esperaba una seguidilla de medidas de fuerza en Vaca Muerta. Sin embargo, el ministerio a cargo de Claudio Moroni reapareció y lanzó una convocatoria a todos los sindicatos del sector petrolero del país. Así evitó una escalada de conflictos en todas las cuencas y las refinerías, dando quince días de negociación para resolver el grueso de temas pendientes que tiene la industria.

LEÉ MÁS

Pereyra: "hay una tremenda deuda con las pymes"

Un diálogo para poder evitar el mal mayor

En esta nota

Comentarios