sueldos

Petroleros. El nuevo escenario para la fase 2

El gremio insistirá en las jubilaciones anticipadas en las próximas negociaciones.

POR DAVID MOTTURA - motturad@lmneuquen.com.ar

Continúan las negociaciones por un nuevo acuerdo salarial para transitar la fase 2 de la cuarentena en los yacimientos de petróleo y gas. El dirigente Guillermo Pereyra pone sobre la mesa la reactivación de las jubilaciones anticipadas, que alcanzaría a 1600 operarios que quedaron con el trámite trunco en la Anses con las reformas previsionales del ex presidente Mauricio Macri. Y apunta a las grandes empresas de servicios como las responsables del cuadro crítico de las pymes regionales.

“Hay empresas que se aprovechan de la situación para sacar ventaja. Ha habido intentos de ‘anarquizar’ la cuestión salarial y nosotros, como organización sindical, lo tenemos que frenar”, apuntó Pereyra ante una consulta de +e.

La Federación de Cámaras de Empresas del Sector Energético de Neuquén (Fecene) tiró la bomba: en un comunicado, advertían de la imposibilidad de pagar la totalidad de los sueldos, por lo que planteaban un esquema de $70 mil para los petroleros en yacimiento y $30 mil para los suspendidos. No solo se pasaba por alto el acuerdo salarial firmado para los meses de abril y mayo, sino que hasta incurrían en la ilegalidad.

Luego, remarcaron que la deuda que arrastran las grandes petroleras con las 850 pymes del sector alcanzaría los $8000 millones. Si bien apuntan a operadoras, lo cierto es que en los contratos se establece el compromiso de pagar los sueldos de una determinada cantidad de trabajadores para la operación u operaciones que se desarrollen. El “agujero negro” estaría en algunas de las empresas de servicios especiales que imponen ciertas condiciones a las pymes que contratan directamente.

“Las empresas de servicios especiales les deben mucha plata a las contratistas de la región, y por eso vamos a evaluar con la comisión directiva qué vamos a hacer”, remarcó el sindicalista petrolero.

“Si bien son empresas nucleadas en la Ceope, nosotros no queremos pensar en medidas que puedan afectar a todas las compañías de esa cámara, y más teniendo en cuenta que se está normalizando la actividad, no queremos entorpecer el trabajo que se va retomando de a poco”, añadió Pereyra.

“El escenario es muy complicado, sin embargo ahora hay algo más de consumo de combustibles y se están completando tareas en los yacimientos. Tenemos que ir acompañando el proceso, un proceso en el que está todo el mundo en similares condiciones”, remarcó.

Las condiciones actuales para elaborar la fase 2 del acuerdo salarial son distintas a las de la fase 1. Si bien la flexibilización de la cuarentena permitió volver al trabajo a algunos sets de fractura, la situación se evalúa día a día. De hecho, esta semana se conoció que Neuquén tendrá siete equipos menos de San Antonio Internacional por la no renovación de contratos. Los operarios afectados alcanzarían los 1700 trabajadores y en el gremio esperan qué resolverá YPF.

Uno de los temas que el sindicato que conduce Pereyra considera prioritario en una fase 2 del acuerdo salarial es avanzar con la vuelta de la resolución del Ministerio de Trabajo, en tiempos de la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, para permitirles a los petroleros jubilarse con 50 años de edad y los años de aportes por ley en el sector. “Con los cambios que hizo Macri, quedaron muchos compañeros en la calle y sin jubilación. Queremos que 1600 compañeros puedan jubilarse, se les daría el reconocimiento y aliviaría a la industria”, dijo.

Crisis. Empresas, abusos y pandemia

El secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, quiere transmitir tranquilidad al universo de trabajadores petroleros y, al mismo tiempo, ser realista sobre el contexto que atraviesa la industria.

La pandemia por el nuevo coronavirus golpeó a los consumidores, por lo que estamos atravesando una crisis de demanda y, por sobre todas las cosas, una crisis sanitaria.

“Vamos a ir acomodando todo esto. No queremos ser una clase privilegiada, los petroleros están afectados como toda la sociedad por esta crisis”, señaló en diálogo con +e.

“Lo que no queremos, y no podemos permitir como organización sindical, es que haya aprovechamientos de algunas empresas en esta situación”, apuntó Pereyra en referencia a las grandes empresas de servicios que trabajan en la Cuenca Neuquina y en Vaca Muerta.

En esta nota

Comentarios