Gerold

"La que viene es una industria menos ambiciosa"

La visión del consultor Daniel Gerold. Vaca Muerta tiene proyectos que pueden ser rentables con un barril a 40 dólares. El factor clave: el consumo.

El día uno después de la pandemia del COVID-19 traerá una industria hidrocarburífera con posibilidades de financiamiento más acotado y proyectos que apunten a la eficiencia. La demanda será el factor clave para la recuperación del sector, que afrontará tiempos desafiantes. Ese análisis hace Daniel Gerold, director de G&G Energy Consultants, y que expuso en una videoconferencia sobre industria, coronavirus y perspectivas.

"El financiamiento va ser menor. Hubo créditos de bancos regionales en Estados Unidos que hoy corren mucho riesgo, van a reducir el financiamiento a las empresas productoras de petróleo. Y van a tener oportunidades crediticias para dar dinero a sectores dinámicos de la economía sin tanta volatilidad", señaló Gerold como primer orador del panel de Energy Forum, que compartió con José Luis Sureda (ex subsecretario de Hidrocarburos).

"Hay una gran lección del mundo financiero donde Arabia y Rusia pueden desencadenar una guerra de precio que haga inviabilizar los desarrollos y aumente el riesgo crediticio de las empresas", explicó Gerold.

Citando informes de distintos bancos, el director de G&G Energy Consultants consideró que los precios del petróleo irán recuperándose incluso en valores superiores a los futuros que se pueden ver actualmente. Estos precios llegan a sorprendentes 50 dólares, algo lejano a la fecha donde el barril de crudo Brent logró recuperarse después de un largo tiempo a los 35 dólares.

"Lo que viene es una industria menos ambiciosa que va a tener que atravesar adecuaciones de sus inversiones y activos. El gobierno va a tener que acompañar. Este nuevo escenario va a requerir más profesionalismo de parte de las autoridades, de hablar con conocimiento del sector", remarcó Gerold. "La demanda de combustible es un factor clave", añadió.

Este escenario post-pandemia, Vaca Muerta tiene una serie de proyectos que pueden ser rentables con precios del barril en torno a los 35 y 40 dólares. "La industria va a sobrevivir con algunas diferencias con respecto a como se desempeñaba. La industria va a tener que trabajar con costos más bajos, más flexibilización contractual con las empresas de servicios y los sindicatos del sector", opinó.

En relación al precio sostén recientemente fijado por decreto en la Argentina, Gerold desconfía en que repercuta en mayor producción y señala que la única forma de apalancar inversiones es un marco regulatorio claro y de largo plazo.

Para el análisis del consultor, el mundo irá hacia más eficiencia en el día después de la pandemia. Buscando menores costos y aprovechando el petróleo y el gas como recursos abundantes y de más bajo precio. Una industria que todavía tiene mucho para aportar.

LEÉ MÁS

Daniel Gerold: "Los políticos creen que solo hablan para la gente"

Sureda: "Que los enemigos de Vaca Muerta no estén en casa"

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar