Deuda

La deuda de EDVSA no para de crecer y llegó a los $860 millones con pymes y proveedores

Es la información oficial del Banco Central de la República Argentina con 1812 cheques rechazados. En pocos días subió $152 millones. Empresas que no aceptan el acuerdo extrajudicial analizan el frente judicial y protestas.

Por Adriano Calalesina - adrianoc@lmneuquen.com.ar

La deuda que tiene Electrificadora del Valle (EDVSA) con centenares de pymes neuquinas, de la región y el país asciende a más de $800 millones, en un contexto donde tanto el gobierno provincial, como las cámaras pymes impulsan una “salida blanda”, que consiste en aceptar un Acuerdo Preventivo Extrajudicial (APE), con un quita del 20% de la deuda y en 30 cuotas.

La deuda subió más de $150 millones en una semana y según los cálculos que hacen las pymes, podría llegar a más de $2000 millones una vez que los cheques se carguen en el sistema del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

Un sector de las pymes en Neuquén (sobre todo el que trabaja directamente para EDVSA) ha rechazado de plano la propuesta del acuerdo y está juntando las pruebas para ir por el camino más largo: una demanda penal contra el directorio de la compañía, cuyo socio mayoritario es Osvaldo Nunzi.

Según pudo saber +e, los ánimos en estas horas no son los mejores en un grupo de empresas que aún tiene facturación a cobrar desde 1 a 15 millones de pesos y no acepta el acuerdo propuesto por EDVSA, a través de un prestigioso estudio de abogados de Buenos Aires.

En esta semana, algunos de los empresarios estaban evaluando repetir algún tipo de medida de fuerza en los portones de la empresa ubicada en el Parque Industrial Neuquén (PIN), tal como sucedió hace unas semanas con el objetivo de sacar el reclamo a la luz.

La situación de las pymes es más que compleja, porque no sólo un centenar de ellas tiene que batallar para poder cobrar la deuda de EDVSA, sino también en el contexto general, donde las operadoras están pidiendo una quita del 20% de lo que deben.

La Federación de Cámaras del Sector Energético del Neuquén (Fecene) expuso también la “grave situación” que generó el coronavirus, ya que desde la pandemia, en los meses de marzo y abril casi no hubo facturación para pagar sueldos y proveedores.

La FECENE ya salió con un duro comunicado al respecto, donde advierte la posibilidad de que no se puedan pagar sueldos, porque virtualmente la cadena de pagos está rota, entre las pequeñas empresas, las compañías de servicios especiales y las operadoras.

Oficialmente, según los datos del BCRA hasta el 26 de mayo de 2020 la cantidad de cheques rechazados por el sistema eran de 1812 por un monto de $840.739.624. Es decir, $152.176.449 más que la semana pasada, con al menos 522 razones sociales donde más de 300 están radicadas en el territorio neuquino.

Los proveedores con facturas más grandes a cobrar, según la información filtrada desde la compañía a través de un Excel, son Proyectos Metalúrgicos SA con $37.335.791, Stelki Sarita Senobia, cuyo monto a cobrar asciende a $35.565.267, Cimet SA con facturas por $29.584.638 y Servigruas SRL con $29.584.638, según los datos que se habrían filtrado internamente desde la compañía.

El APE que firmaron algunas de las empresas establece un adelanto de la deuda que hace EDVSA a sus acreedores por $250.000 en documentación o comprobantes anteriores al día 18 de abril pasado. Con esas condiciones, la compañía podrá cancelar deuda que tiene con sus clientes en 30 cuotas restantes y con una quita del 30%, de acuerdo a los términos del acuerdo que se está negociando. Pero resta un 64% del monto de los acreedores que no convalidaron con su firma el APE.

“Es una pena que nadie haga nada ni le importe nada, ahora estamos viendo que muchos de los servicios que ofrece EDVSA están migrando a empresas como Servicios Neuquinos y Cheswer Investment, que serían de propiedad de Nunzi”, explicó un empresario al que le deben una millonaria facturación y que prefirió no exponerse.

Nunzi justificó el esquema en el que cayó la compañía, desde que en agosto pasado el gobierno de Mauricio Macri determinó el congelamiento del precio de los combustibles, algo que impactó en el principio de una gran crisis en Vaca Muerta y la dilación de pagos a las pymes, por la poca actividad y las altas tasas de interés para financiamiento.

El grupo de pymes, que además formó una página en Facebook “EDVSA Estafa Electrificadora del Valle Damnificados”, insiste con un ardid financiero por parte de la compañía, ya que no está concursada y, además, está al día con el pago de créditos (Situación 1) con 11 entidades financieras.

“Somos una empresa que tiene más de 26 años de track record. Nunca habíamos tenido un cheque rechazado hasta el 20 de marzo, y es bastante decir en un país tan difícil. Siempre pudimos llevar adelante la actividad”, expresó el propietario de EDVSA, en una entrevista que dio al diario La Nación.

Hasta el momento, Nunzi no ha accedido a hablar con +e, a pesar de los llamados, mensajes y reiteradas comunicaciones con EDVSA.

LEÉ MÁS

Protesta. Las voces de los empresarios afectados

La explicación de EDVSA sobre el origen de su crisis

En esta nota

Comentarios