empresa

Protesta. Las voces de los empresarios afectados

Los dueños de las pymes se manifestaron a modo de escrache en las puertas de EDVSA. Reclamaron el pago de las deudas. Muchos no pueden pagar sueldos.

Un grupo de empresarios pyme protestó en las puertas de la empresa EDVSA, que tiene una deuda oficial constatada en el Banco Central de la República Argentina (BCRA) de $546 millones en cheques rechazados a 522 razones sociales. Fue el martes por la mañana y congregó a medio centenar de transportistas.

La protesta se realizó en las puertas de la constructora, ubicada en la calle Trabajadores de la Industria del Parque Industrial Neuquén, y agrupó mayoritariamente a transportistas que no pueden afrontar pagos salariales y a los que EDVSA les debe facturas desde noviembre de 2019. No hubo nadie que los reciba, salvo la Policía en los portones de un edificio que estaba vacío.

Martín Cides es dueño de Transportes Nacar, una compañía que opera hace más de 20 años en la región y que tiene cinco empleados. Hoy no solo no puede cobrar las deudas que tiene EDVSA con ellos, sino que aseguró que está fundido y que la pyme no puede pagar los salarios.

“Venimos luchando desde hace muchos años para terminar en manos de una empresa que no tiene escrúpulos en dejar a la gente en la calle. Estamos arruinados económicamente”, sostuvo el empresario, quien junto a otros de su rubro protestó con las medidas de prevención que prevé la pandemia del coronavirus, como el distanciamiento social y el uso de tapabocas.

Desde las cámaras pyme de Neuquén están intentando buscar estrategias para afrontar el tema: la vía judicial con una denuncia penal al directorio de EDVSA o seguir negociando para que los acreedores puedan cobrar al menos el 40% de las facturas, según explicó Edgardo Phiellip, que integra la Asociación de Comercio, Industria y Afines del Neuquén (Acipan).

EDVSA contrató a un prestigioso estudio de abogados de Buenos Aires y por ahora no hay señales de que quiera negociar con los acreedores, salvo por el Acuerdo Preventivo Extrajudicial (APE) que algunos empresarios firmaron. Se trata de cobrar una parte de la deuda, pero algunos no aceptaron.

La deuda oficial de EDVSA en el BCRA es de $546.176.214, con 1132 cheques rechazados. Sin embargo, fuentes del sector con acceso a bases de datos bancarias consignaron a +e que el monto es de $772.076.671 con 522 empresas, que van desde facturaciones mínimas hasta millonarias.

Algunas empresas chicas de Neuquén tenían casi exclusividad en la prestación de servicios con EDVSA, por lo que están en una posición de dependencia absoluta en términos de contratos. Al no poder cobrar las facturas, no pueden afrontar el pago de salarios y tampoco a sus propios proveedores.

Ignacio Iranzi también es proveedor de servicios de alimentos a la industria y EDVSA le debe cerca de 15 millones de pesos en distintos rubros. “Sabemos que estamos muertos el mes que viene y las acciones judiciales son lentas. Hoy lo que nos sirve es sacar a la luz esto”, dijo en diálogo con este medio.

En esta nota

Comentarios