subsidios

Hay que registrarse para no perder los subsidios a la energía

Será clave que los usuarios se inscriban en el registro que se habilitará en los próximos días, o de lo contrario pasarán a pagar tarifa plena porque se le quitarán los subsidios.

La quita de subsidios a la energía que definió el gobierno a través de la publicación del Decreto 332/2022 abre varias dudas sobre su aplicación. Será clave que los clientes de los servicios de electricidad y gas por redes se inscriban en el registro que se habilitará en los próximos días, o de lo contrario pasarán a pagar tarifa plena.

Se estima que un 10% de los de los usuarios -los más ricos- dejarán de percibir gradualmente esa ayuda del Estado, lo cual se traducirá en subas de tarifas bimestrales, que ascenderán hasta el 200% en diciembre en comparación con lo que pagan hasta ahora.

Los principales ejes de la medida que ya comenzó a aplicarse con los consumos del bimestre junio-julio y que se deben tener en cuenta son:

TRES NIVELES DE USUARIOS

El esquema de segmentación de tarifas crea tres grupos de usuarios de acuerdo a sus ingresos: altos, medios y bajos.

Nivel 1. Mayores ingresos: estos usuarios pagarán el costo pleno de la energía, mediante una quita progresiva de los subsidios desde el actual bimestre hasta diciembre de 2022, si cumplen alguno de estos requisitos, sumando los ingresos de todas las personas que viven en el hogar:

- Tener ingresos mensuales netos superiores a un valor equivalente a 3,5 Canastas Básicas Totales (CBT) para un hogar 2 según el INDEC, es decir más de 333 mil pesos. Ser titulares de tres o más automóviles con antigüedad menor a cinco años; de tres o más inmuebles; de una o más aeronaves o embarcaciones de lujo; titulares de activos societarios que exterioricen capacidad económica plena.

Nivel 2. Menores Ingresos: este segmento comprende a los usuarios de tarifa social, quienes mantendrán los subsidios, y sobre los cuales la corrección del componente energía equivaldrá a un incremento total anual en su factura de hasta el 40 % del Coeficiente de Variación Salarial (CVS) del año anterior. Se considera dentro de esta escala a quienes cumplen con los siguientes requisitos:

- Quienes tienen ingresos netos menores a un valor equivalente a una CBT para un hogar 2 según el INDEC; quienes poseen certificado de vivienda del Registro Nacional de Barrios Populares; los domicilios donde funcionen un comedor o merendero comunitario registrado en RENACOM; los hogares donde al menos un integrante posea Pensión Vitalicia a Veteranos de Guerra del Atlántico Sur o certificado de discapacidad.

Nivel 3. Ingresos medios: para este tipo de usuarios las subas anuales en las facturas no podrá superar el 80% CVS del año anterior. Los requisitos son:

- Tener ingresos mensuales totales del hogar mayores a 1,5 pero menores a 3 canastas básicas tipo 2 según el INDEC, no tener más de 3 inmuebles y no poseer 2 o más vehículos con una antigüedad menor a 5 años.

ES IMPORTANTE REGISTRARSE

El decreto 322 crea la categoría de "Usuario o Usuaria residencial del Servicio", destinado a aquellas personas que resultan efectivamente usuarias de los servicios públicos pero que no coinciden con el titular del medidor. Esta cuestión es clave sobre todo para quienes alquilan, donde en muchos casos el titular es el dueño de la propiedad.

Las personas que deseen mantener los subsidios deberán inscribirse en el Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía (RASE), sean o no titulares de los servicios. Los datos tendrán carácter de declaración jurada, y deberán subirse en la web www.argentina.gob.ar/subsidios, a través de un formulario online aún no está habilitado.

Todas las personas deben realizar la inscripción al RASE, tanto para las que reciben prestación sociales como la Asignación Universal por Hijo, Progresar, Potenciar Trabajo, así como también los jubilados.

Las empresas que brindan los servicios de luz gas y la ANSES, a través de sus oficinas, deberán realizar la atención presencial facilitando la carga digital para aquellas personas que no tienen acceso a la tecnología.

La diputada nacional del Frente de Todos Victoria Tolosa Paz sostuvo que la inscripción en el RASE será "clave para que el Estado pueda proteger a quienes lo necesitan" y recomendó especialmente a jubilados y pensionados que lo hagan a pesar de figurar en la Anses.

"La Argentina tiene 16 millones de medidores de energía, pero en ese universo no todos tienen el servicio a su nombre", dijo. "Se estima que hay un tercio de la población que vive en casas o en departamentos donde el servicio no está a su nombre, por eso la campaña para que se anoten es clave para que Estado pueda proteger a quien tiene que proteger”, señaló la legisladora.

LAS DUDAS

La implementación de la segmentación abre varios interrogantes, sobre todo para el segmento medio de usuarios, un amplio universo para el cual es clave el funcionamiento del registro que impulsa el gobierno.

El ex subsecretario de Hidrocarburos de la Nación, Juan José Carbajales, celebró la medida, como “un gran avance”, pero advirtió que aún “no está madura” y que “los errores de inclusión o exclusión pueden llevar a malograr una buena política”.

“Lo llamativo de este decreto es que para el sector de ingresos medios pareciera invertir la carga de la prueba, porque crea un registro y parece ser -como está redactado- que incluso todos los que integren esa categoría perderían el subsidios a menos que se inscriban en el registro”, dijo Carbajales a radio El Destape.

“El problema es que el decreto dice que se va a aplicar con las tarifas de junio, ya está rigiendo, con lo cual hay una parte de la población que no sabe si va a mantener el subsidio o se lo va a quitar para un consumo que ya está realizando”, explicó.

El ex funcionario recordó el antecedente del “fallo Cepis”, de la Corte Suprema de Justicia de la Nación durante el gobierno de Mauricio Macri, que dio marcha atrás con el tarifazo al gas inicial de Juan José Aranguren, al determinar que las tarifas no pueden ser confiscatorias, deben ser razonables y deben dar previsibilidad al usuario.

Por otro lado, Carbajales indicó que “no está claro cuál es el objeto sobre el que se va a aplicar la segmentación”, ya que el decreto tiene jurisdicción nacional.

Si bien en el caso del servicio del gas la aplicación rige para todo el país, ya que tanto los precios del gas en el PIST como la starifas de trasporte y distribución son potestad de Nación, en el servicio de electricidad la jurisdicción federal solo comprende a las concesiones de Edenor y Edesur en el AMBA. En el resto del país los poderes concedentes son las provincias o los municipios.

El decreto 332 faculta al Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales a celebrar acuerdos interjurisdiccionales para aplicar la segmentación de subsidios en el interior. Es decir que, en el caso de CALF o el EPEN, por ejemplo, aún no se sabe cómo ni cuando se aplicará la medida.

"EL ESQUEMA NO ES EFECTIVO"

Aranguren, ex ministro de Energía del macrismo, aseguró que "ya se probó que este esquema, donde se divide a la población en tres partes y se pretende redistribuir ingresos a partir de poner precios particulares energéticos, no es efectivo. En cualquier economía donde hay más de un precio para un mismo producto se generan cruces de canales, oportunidades para que se ponga el medidor a nombre de la abuela, para que en un mismo medidor vayan los consumos de varios hogares, es un esquema ineficiente para poder atender a la realidad que puede tener una población vulnerable”.

"Sinceramente, esto tiende a cubrir una negociación que se hizo con el FMI. Claramente una parte de la alianza del gobierno no quiere ajustar las tarifas, por lo que esto se está haciendo de una forma no consistente con lo que debería ser la reducción del déficit fiscal. Como fue comprometido con el Fondo, lo hacemos; y lo hacemos como salga. Hoy las empresas están esperando cuáles son las instrucciones, porque ellas tendrán que definir los clientes que reciben o no subsidios”, aseguró Aranguren en declaraciones a CNN Radio.

En esta nota

Comentarios