sector

Los dólares que vienen del sector minero para el país

Un estudio de la Secretaría de Minería detalla cuál es el aporte de divisas que hace la industria, una de las más dinámicas de la Argentina.

La Secretaría de Energía de la Nación publicó un análisis del balance cambiario de la actividad entre 2003 y 2021, con el objetivo de evaluar la evolución del sector. El documento, elaborado con información provista por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) y diversos especialistas, destaca la relevancia de la actividad extractiva local para el conjunto de la economía nacional y, a su vez, resalta los aportes que realiza la industria en materia de ingresos de divisas.

De acuerdo con el Balance Cambiario del BCRA, en el periodo evaluado, la mayoría de los sectores productivos registraron saldos cambiarios negativos y demandaron más divisas que las que ingresaron a las reservas internacionales del Banco. Sin embargo, se encontró que el resultado de inversión, financiero y comercial fue positivo, y que la formación de activos externos (FAE) fue la principal variable que explica el resultado negativo. En el comercio de bienes y servicios de la economía en general, el análisis del BCRA advierte un superávit sostenido en el tiempo, encabezado por el sector agropecuario, la agroindustria y la minería.

La minería fue el cuarto sector en aportar más divisas en el 2021, excluyendo oleaginosas y cereales, según indica el “Informe de la evolución del mercado de cambios y balance cambiario” publicado por el BCRA en octubre del año pasado. De esta manera, la actividad extractiva formó parte del grupo de industrias que explican el 69% de los ingresos de divisas en ese mes, junto con alimentos, bebidas y tabaco, el sector automotriz, el petróleo y la industria química.

“La minería demuestra ser un sector que a lo largo del tiempo aporta sistemáticamente dólares a la economía nacional”, señala el documento.

Durante casi dos décadas, la actividad extractiva fue superavitaria en el resultado de su balance cambiario y, a excepción de la recesión de 2009, el sector minero tuvo una tendencia de crecimiento sostenido muy elevado hasta 2013, cuando la variación se tornó entre negativa y nula.

En el período analizado, el sector minero aportó un total de u$s 53.813 millones netos, una cifra que se encuentra en contraste con el resultado final del balance cambiario consolidado del BCRA en la etapa analizada, que arroja un déficit de u$s 15.525 millones en total.

Al respecto, desde el organismo conducido por Fernanda Ávila indicaron que, de no contar con el sector minero, “el déficit hubiese sido un 346,62% mayor”.

El informe indica que las variaciones en los precios internacionales de los metales abrieron un escenario positivo para Argentina, “debido al potencial geológico y a la sensibilidad de las inversiones mineras”.

Todos los años, el sector minero exporta valores mayores que los que destina a la importación. En este marco, la balanza comercial aportó un superávit de u$s 41.496 millones (77,1% del resultado final), y la diferencia entre la cuenta corriente y la balanza comercial se explica por la remisión de utilidades y el pago de intereses, que durante todo el período fue de u$s 1307 millones (2,4% sobre el resultado final o 3,25% del resultado de la cuenta corriente).

A modo de conclusión, desde la Secretaría de Minería señalaron que la actividad “es sistemáticamente superavitaria en la generación de divisas para Argentina”. En este sentido, indicaron que, desde 2003, “no se encuentra ningún mes en el período bajo análisis en el cual el sector haya demandado más divisas de las que brindó”.

“En casi 17 años, la actividad no produjo drenaje de dólares desde las reservas internacionales del BCRA hacia el exterior”, agregaron. “Lejos de ser una maldición, la actividad minera reúne condiciones que contribuyen al desarrollo sostenible y a eliminar los cuellos de botella que mantienen a nuestro país en el estancamiento económico”, expresaron desde el ente conducido por Fernanda Ávila.

En esta nota

Comentarios