Rusia

Rusia pide sanciones por las explosiones del Nord Stream

El Gobierno de Rusia consideró que hay que castigar a los responsables de las explosiones del Nord Stream.

Rusia afirmó que el mundo debe saber la verdad sobre quién saboteó los gasoductos Nord Stream y que los responsables deben ser castigados, después de que un periodista de investigación afirmó que buzos estadounidenses los volaron a instancias de la Casa Blanca.

El 26 de septiembre se registró una brusca caída de presión en ambos gasoductos y los sismólogos detectaron explosiones, lo que desató una oleada de especulaciones sobre el sabotaje a uno de los corredores energéticos más importantes de Rusia.

En una entrada de su blog, el periodista de investigación Seymour Hersh, ganador del Premio Pulitzer, citó una fuente no identificada que afirmaba que buzos de la marina estadounidense habían destruido los oleoductos con explosivos por orden del presidente Joe Biden.

La Casa Blanca las tachó de "totalmente falsas y de completa ficción". El Ministerio de Relaciones Exteriores de Noruega dijo que las acusaciones eran "un disparate".

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, declaró que el blog de Hersh merecía más atención y que le sorprendía que los medios de comunicación occidentales no le hubieran dado más cobertura.

"El mundo debe averiguar la verdad sobre quién llevó a cabo este acto de sabotaje", dijo Peskov a los periodistas. "Es un precedente muy peligroso: si alguien lo hizo una vez, puede volver a hacerlo en cualquier parte del mundo".

Peskov pidió "una investigación internacional abierta de este ataque sin precedentes contra infraestructuras críticas internacionales", y añadió: "Es imposible dejar esto sin descubrir a los responsables y castigarlos".

Peskov se mostró prudente a la hora de tratar un blog como fuente primaria, pero dijo que era "injusto" ignorar un artículo que, en su opinión, era "notable por la profundidad del análisis".

Rusia, sin aportar pruebas, ha afirmado en repetidas ocasiones que Occidente está detrás de las explosiones que afectaron a los gasoductos Nord Stream 1 y 2 en septiembre, proyectos de infraestructuras multimillonarios que transportaban gas ruso a Alemania.

El presidente Vladimir Putin ha acusado a las potencias "anglosajonas" de volar los gasoductos, un proyecto diseñado por el Kremlin para eludir a Ucrania en la exportación de su gas bajo el mar Báltico directamente a Europa occidental.

Los investigadores de Suecia y Dinamarca -en cuyas zonas económicas exclusivas ocurrieron las explosiones- han afirmado que las roturas fueron consecuencia de un sabotaje, pero no han dicho quién creen que fue el responsable.

En su blog, titulado "How America Took Out The Nord Stream Pipeline" ("Cómo Estados Unidos acabó con el gasoducto Nord Stream"), Hersh afirma que en 2021 se urdió un plan en los más altos estamentos en Estados Unidos para destruir los gasoductos.

Según el informe, un grupo de trabajo de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) ideó un plan de operación encubierta para colocar explosivos en los oleoductos.

En esta nota

Dejá tu comentario