facturación

La facturación de las pymes de Vaca Muerta

El Centro Pyme-Adeneu y Rentas de Neuquén analizaron varios sectores de la cadena de valor desde enero de 2019 hasta noviembre de 2020.

Cómo se movió la facturación de las empresas del sector hidrocarburífero durante la pandemia? Se sabe que el parate por el coronavirus (COVID-19) las afectó severamente en algunos casos, pero hay detalles más precisos de este mundo en el que seguir arriba del ring y no cerrar las puertas fue un desafío para muchas.

Un informe elaborado por el Centro Pyme-Adeneu en conjunto con la Dirección de Rentas de Neuquén analiza distintos sectores de la industria: desde las operadoras, las empresas de servicios, las relacionadas con el Compre Neuquino, las de perforación y también las que realizan construcción e ingeniería.

El informe, afectado por la confidencialidad fiscal, está elaborado sobre una base imponible de $100 -a partir de enero de 2019- y muestra cómo fluctuó la facturación de las compañías -por arriba y por abajo de esa cifra- hasta el 30 de noviembre de 2020.

Un análisis puntual es el de la Federación de Empresas del Sector Energético de Neuquén (Fecene) compuesta por Acipan (218 empresas), Capespe (45 empresas) y CEIPA (81 empresas). Algunas de ellas no son neuquinas pero trabajan en Vaca Muerta.

Se desprende que en noviembre de 2019 se produjo el punto más alto de la facturación, para Capespe, que pasó de $100 a $180,33 de enero de ese año, con una suba del 80,3%. En tanto que el piso de facturación se registró en octubre de 2020, con $71,41, muy por debajo de los $100 de referencia en el boom del shale de enero de 2019, antes del COVID-19.

CEIPA, la cámara de empresas neuquinas, pasó de $100 a $162,71 de enero a noviembre de 2019, pero tuvo su piso en octubre del años pasado, con $58,8. Se interpreta ahí el arrastre de la crisis por la falta de actividad.

También Acipan fue medido por el informe del Centro Pyme-Adeneu y Rentas. El período de mayor facturación fue en agosto de 2019, con $136,40 previo a las elecciones PASO y antes del desplome de la actividad en Vaca Muerta, en una de sus tantas crisis. Pero el piso en la facturación se registró en abril de 2020, en la cuarentena estricta, cuando solo abrieron los rubros esenciales: la base imponible cayó a $60,04.

Otro dato local son las empresas estrictamente del Compre Neuquino (ley 3032) y a las que acceden a beneficios en las licitaciones. En este casos, las que tienen el certificado “en trámite” para ser reconocidas fueron las que más se beneficiaron con la facturación: registraron $195,80 en mayo de 2019, es decir, casi doblaron su facturación desde enero de ese año cuando la base imponible era de $100. De aquí se interpreta que hubo mucho trabajo para nuevas empresas neuquinas, que no alcanzaron a tener el certificado.

También están las compañías certificadas efectivamente, que son las más consolidadas. En noviembre de 2019 alcanzaron $142,48 en la base imponible, un 42% más de nivel de facturación pensada en esos términos. El piso fue en mayo de 2020, con $64,23, coincidente con otro mes duro de restricciones y tareas mínimas en la industria petrolera y el corte en la cadena de pago por parte de las operadoras.

En tanto, las empresas que renovaron su certificado de Compre Neuquino facturaron más, según el informe, en marzo de 2020, al filo de la pandemia: fue de $126,69 de base imponible con un piso de $76,35 en mayo de ese año. Un cuadro esperable.

Pymes _ Metalúrgicas.JPG

Los dos grupos en la cuenca

El denominado cluster de Vaca Muerta, formado por empresas asociadas a la industria pero no precisamente de la provincia de Neuquén, también fueron medidas n el nivel de facturación por el informe del Centro Pyme-Adeneu y la Dirección de Rentas al que accedió en exclusiva +e. El el Grupo 1 de empresas del cluster, aparece que el pico de facturación se dio en diciembre de 2019 con $155,89, es decir, casi un 56% más de base imponible registrada desde enero de ese año, donde la actividad en Vaca Muerta estaba en ascenso. En tanto que el desplome de la actividad ocurrió, como en otras empresas, en abril de 2020, en plena pandemia del virus: $87,83 de base imponible, por debajo de los $100 estimados en enero de 2019.

El grupo 2 de empresas del cluster fue el más beneficiado: en octubre de 2020 llegó a $385,16, uno de los sectores que mejor ha facturado. En tanto que el piso de la actividad y facturación fue en enero de 2020, con $230,80.

En esta nota

Comentarios