combustibles

"Hace cuatro años los estacioneros estamos en modo supervivencia"

Un informe de CECHA indica que las estaciones de servicio vienen perdiendo el equivalente a 5,5 meses de facturación desde 2018.

Los estacioneros perdieron un equivalente a cinco meses y medio de facturación en los últimos cuatro años, según un informe de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (CECHA). Pese a que crecen los volúmenes de venta, los coletazos del 2020, el retraso de los precios en los surtidores y la creciente inflación crearon el cóctel de dificultades.

Desde 2018, el mercado minorista de combustibles líquidos perdió de manera acumulada ventas por 8.2 millones de metros cúbicos, lo que representa 5.2 veces el volumen total vendido durante abril de 2018, el mes tomado como referencia.

“Desde hace cuatro años estamos operando en modo supervivencia. Primero fue la recesión, luego la pandemia y ahora un contexto económico de incertidumbre, marcado por nuevos picos de inflación, el atraso en los precios, la escasez de combustibles y paritarias que superan la capacidad de pago del sector”, advirtió Gabriel Bornoroni, presidente de CECHA.

El atraso de precios de combustibles agravó aún más la situación en un contexto de la inflación. Mientras el precio de la nafta súper se incrementó 17,5% desde junio de 2021 hasta marzo de 2022, los precios al consumidor se incrementaron 39,7%, según datos oficiales de INDEC.

Esta evolución de los precios relativos ha provocado un peor desempeño de la facturación total de las estaciones de servicio del país, medidas a precios constantes, es decir, descontando la inflación, que el desempeño de los volúmenes.

El volumen total de combustibles líquidos vendido en el canal minorista argentino se incrementó durante marzo de 2022 un 5,6%, con incrementos en 23 de las 24 jurisdicciones provinciales. En comparación con abril de 2018, el total de ventas fue 3,2% mayor durante marzo de 2022, situación que ocurrió en 12 de las 24 jurisdicciones provinciales, en 5 de las cuales esto se debió exclusivamente al desempeño del gasoil.

"Aunque las estadísticas muestran subas leves en las ventas, no alcanzan para que las estaciones alcancen una rentabilidad razonable. El punto de equilibrio de una estación de servicio con 2 operarios de playa por turno, 1 cubrefrancos, 1 encargado de turno y 1 empleado administrativo fue de 305,000 litros, volumen mensual que no alcanza el 52.8% de las estaciones de servicio del país", explicó Bornoroni.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar