Alberto Fernández

El gasoducto de Vaca Muerta, en el centro de la agenda de Alberto Fernández

El proyecto permitirá sacar la producción de gas de Vaca Muerto hacia los grandes centros de consumo, destrabando el cuello de botella actual.

Este jueves el presidente de la Nación, Alberto Fernández, viajará a Loma Campana, el yacimiento de shale oil más importante de Vaca Muerta, para anunciar la puesta en marcha de la construcción del gasoducto Néstor Kirchner. El acto será realizado en el área a cargo de YPF y el anuncio es esperado con gran atención en la industria hidrocarburífera.

La llegada de Fernández también coincide con el décimo aniversario de la expropiación de las acciones de Repsol, momento en el que el Estado nacional tomó el control de la principal petrolera del país. Algunos de los datos alentadores de Vaca Muerta están orientados al incremento de la producción, de los puestos de empleo y la proyección internacional con las exportaciones de shale oil y shale gas.

Pero el contexto también es adverso, con el problema de la inflación sin una solución en el mediano plazo y con la convocatoria a las audiencias públicas por el gas y la electricidad, con la correspondiente disminución de los subsidios que fue solicitada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) como parte del acuerdo de reestructuración de la deuda. El ministro de Economía, Martín Guzmán, cumplirá agenda con el FMI y no estará en Neuquén.

El detalle de la visita oficial del mandatario fue descrita por el diputado nacional por el Frente de Todos (FdT), Guillermo Carnaghi, en declaraciones radiales a LU5.

“Es una obra más que importante, que se hace a partir de la mayor producción de gas, con el lanzamiento del Plan Gas, que encabezó el presidente y Darío Martínez hace un par de años, y que está generando una mayor producción de gas en Vaca Muerta y por eso se necesita el gasoducto para sacar este gas, porque hoy tenemos este cuello de botella”, aseguró el legislador.

Alberto Fernández en Vaca Muerta _ Loma Campana.jpg

De acuerdo a Carnaghi, el proyecto contará con una inversión de 1500 millones de dólares, que será financiada con fondos del Tesoro y detalló que un tercio del dinero será provisto del aporte solidario a las grandes fortunas, que “justamente el bloque de Juntos por el Cambio no votó y tampoco el MPN”, sostuvo.

“Esta obra permitirá sacar la producción de gas hacia los centros productores, primero a Salliqueló y después a San Jerónimo, en el sur del Santa Fe, al norte de la provincia de Buenos Aires, en el mayor conglomerado de producción industrial. Y también la posibilidad de exportación a Brasil y al norte de Chile”, indicó el diputado.

Asimismo, agregó que la construcción del gasoducto implicará “autoabastecimiento, posibilidades de tener excedente, y con todo lo que significa en un momento donde los precios del gas a nivel internacional se incrementaron en función del conflicto con Ucrania”.

“Es realmente una obra central para el país, en función de la cuestión energética, y central para la provincia de Neuquén porque esto va a generar mayor producción, y mayor ingreso por regalías a la provincia y los municipios”, señaló Carnaghi, quien explicó que entre los primeros trabajos que se realizarán para comenzar con la edificación del gasoducto se encuentra la licitación de los caños, con una única oferta a cargo de la empresa Tenaris.

En esta nota

Comentarios