vaca

Vaca Muerta, entre los dólares y la macroeconomía

Las restricciones a las importaciones y el atraso cambiario, sumados a las dudas sobre el rumbo económico, ya impactan en Vaca Muerta, un sector que venía aportando divisas y actividad. Sin poder traer más equipos ni acceder a dólares, ¿se frenan las inversiones?

Dólares. El concepto clave para la macroeconomía de la Argentina. Los malabares del gobierno nacional con las reservas de sus divisas, las importaciones de energía y el contexto inflacionario que recalienta el clima social constituyen un cóctel muy difícil de administrar. Esos dólares que requiere la macro están en las exportaciones, y si bien el agro es importante, en los últimos años la política empezó a mirar con más atención al sector del petróleo y el gas con Vaca Muerta a la cabeza.

Neuquén, gracias a su creciente shale oil (es el 80% de su producción petrolera), exportó un total de 8,19 millones de barriles en los primeros seis meses del 2022, de acuerdo con un informe presentado por el Ministerio de Energía y Recursos Naturales. Gracias a los mejores precios del barril internacional, empujados por la crisis en Europa del Este, la recaudación por los envíos al exterior de crudo neuquino significaron 796,8 millones de dólares.

Mucho de lo que se puede hacer en términos de estabilización en el corto plazo en Argentina va a depender de que Vaca Muerta acelere el ritmo de crecimiento”, analizó el economista y consultor independiente Rodrigo Álvarez, ante la consulta de +e. “El equilibrio macroeconómico necesita de más Vaca Muerta”, afirmó.

Álvarez destacó que la industria hidrocarburífera es capaz de captar inversiones de 5000 millones de dólares anuales, algo que se traduce en una recaudación positiva para el Tesoro nacional y, en este caso, la provincia de Neuquén. “En lo estructural, Vaca Muerta demostró que es un activo de clase mundial con un recurso con una calidad excepcional”, apuntó.

“Esto es importante porque sabemos que las inversiones que se vuelcan en el sector se traducen en mayores dólares por exportación o en un beneficio de menores importaciones, lo que mejora el balance comercial en un contexto donde todos sabemos que la Argentina para estabilizar su economía, ya no solo para crecer, necesita mejorar el equilibrio cambiario y acumular dólares”, describió el economista.

El incremento de la producción en Vaca Muerta también implica desafíos tecnológicos, con equipos más modernos capaces de cumplir con ramas laterales cada vez más extensas (el promedio es de 2500 metros, pero hay casos de hasta 4000). El gobierno de Neuquén quiere llegar a las 50 concesiones no convencionales (ya lleva 45), por lo que sumar más equipos de torre será fundamental pese a la mejora en la eficiencia de los pozos.

La industria del petróleo y el gas en el país tiene como principal problema que la facturación depende del tipo de cambio oficial, pero la estructura de costos está atada a la inflación doméstica. Con la escalada de los tipos de cambio paralelos y las restricciones a las importaciones, para el sector la inflación se aceleró y provocó un atraso cambiario con el consecuente encarecimiento de los costos en dólares oficiales.

Las empresas de servicios especiales están viendo complicadas sus operaciones dado que los proveedores extranjeros no están dispuestos a esperar 180 días para liquidar las divisas, por lo que les aplican incrementos en los precios de insumos indispensables para la producción de petróleo y gas.

El Ministerio de Desarrollo Productivo colabora con estas empresas y les solicitó un listado de bienes que implica cientos de posiciones arancelarias. Ahora ese trabajo también estará bajo la órbita del superministerio que comandará Sergio Massa. Una alternativa que proponen las empresas es que el Banco Central les habilite un monto de dólares para importar insumos de producción y luego someterse a auditorías de control.

En términos reales, el Gobierno tiene una situación de necesidad de dólares”, afirmó Gustavo Pérego, director de Abeceb. “Habrá que esperar la renegociación de toda la deuda interna y si hay suba de tasas o no. Sobre eso vamos a saber si el Gobierno va a renovar en bonos o va a dolarizarse”, apuntó.

Nos encontramos con que la cosecha está liquidada en el 80% y en el segundo semestre ya no tenés grano grueso sino fino, que no aporta tanto. El punto positivo es la salida del invierno, por lo que a partir de agosto y septiembre habría más oxígeno en el presupuesto por el tema de importación de gas. Pero los desequilibrios macroeconómico combinan la deuda interna con el tipo de cambio oficial algo atrasado”, explicó.

Todas las operadoras y las empresas de servicios especializados organizan su trabajo con la maquinaria que tienen actualmente, pero no hay planes importantes para ampliar la cantidad de fierros. Y esto pese a que hay precio internacional, que hay más operadoras exportando su crudo y que está el Plan Gas”, describió Pérego en el contacto con este medio.

Algo no debe perderse de vista en este escenario. La producción de energía tiene como beneficio la sustitución de importaciones de GNL y combustibles líquidos (cuyos precios seguirán altos a nivel mundial por la crisis en Ucrania) y el petróleo atrae dólares rápidamente. Brindar facilidades para agilizar la actividad resulta importante, y más sabiendo que Vaca Muerta tiene competencia donde los inversores pueden reubicarse con mejores condiciones en otras partes del mundo. Un escenario desafiante para que el país no pierda una oportunidad de desarrollo.

p11-vaca-Muerta-trabajadores-petroleros.jpg

> CEOPE: “Las restricciones ya impactan en Vaca Muerta”

Todas las limitaciones a las importaciones, en el contexto de las medidas del gobierno nacional para que no se les escape un solo dólar de la economía, tienen consecuencias en el estratégico sector de la producción de la energía.

“La cadena virtuosa está peligrando porque todos esos bienes que hacen falta representan cientos de posiciones arancelarias. Los instrumentos de medición, las válvulas, los insumos químicos, los repuestos para las máquinas de producción y un largo etcétera. Sin esos instrumentos, que tienen que llegar de forma fluida, y con las restricciones del Banco Central empiezan a impactar en la producción de Vaca Muerta”, explicó a +e Tomás Hess, presidente ejecutivo de la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE).

“Las empresas de servicios tienen un rol importante por el volumen de fuerza laboral que desarrollan. Estamos hablando de 30 compañías, tanto nacionales como internacionales, que necesitan mucha innovación tecnológica y son las responsables de ejecutar los proyectos de inversión que tienen las operadoras en Vaca Muerta”, planteó el directivo.

> Desafíos: los límites que tiene la industria

  • Infraestructura: Hace años, la industria advierte de las restricciones del sistema de transporte de hidrocarburos. El Gobierno financia y quiere acelerar un nuevo gasoducto. Se ampliarían los oleoductos para exportar
  • Logística: Las empresas de servicios y las pymes tienen problemas con los insumos importados dada la desarticulación de la logística pospandemia. A nivel local, no hay fluidez en liquidación de divisas.
  • Acceso: Las operadoras que exportan tiene libre disponibilidad del 20% de las divisas por las exportaciones incrementales de crudo. Ese régimen de acceso a los dólares fue tibiamente celebrado por el sector.
  • Importaciones: Las restricciones a las compras desde el exterior no discriminan y ya afectan a las actividades productivas. En el caso de la energía, hay bienes e insumos que son indispensables para las operaciones

En esta nota

Dejá tu comentario