Vaca Muerta

Tensiones en Vaca Muerta en la previa de las elecciones sindicales

Los principales planteos en la agenda sindical a la espera del cierre de listas de los petroleros privados.

En medio de la conciliación obligatoria entre los sindicatos petroleros y las cámaras empresariales y de las elecciones de octubre, en las últimas horas en Rincón de los Sauces informaron irregularidades en torno al número de personal neuquino en los equipos de perforación que están sumándose. Si bien es un reclamo de permanente discusión en la industria, el gremio de base lo retomó ante la incorporación de nuevos perforadores por la reactivación de Vaca Muerta.

Los referentes petroleros de Rincón de los Sauces del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, la tropa más cercana a Marcelo Rucci, apuntan al número de personal foráneo, uno de los ejes de conflicto manifestados la semana pasada y que llevó a la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de la Nación para desactivar un paro por 24 horas.

La reactivación de la industria hidrocarburífera está dándose justo en medio de una elección petrolera histórica, con la despedida de Guillermo Pereyra de la conducción desde los orígenes de la organización. Este combo invita a los sindicatos a afilar sus reclamos con la consigna de recuperar el poder adquisitivo, después de haber atravesado los acuerdos de suspensión y reducción salarial por el golpe de la pandemia y las cuarentenas.

En este escenario, los trabajadores petroleros tienen como carta para jugar que pusieron el hombro durante buena parte de la crisis del 2020 y que la curva de aprendizaje en los yacimientos se traduce en que apenas se pudieron los equipos a perforar, Vaca Muera arrojó récords de producción en petróleo y gas. El sindicato que conduce Pereyra por estos días viene exigiendo más personal en los equipos de torre y sets de fractura.

Copia de rucci-pereyra3.jpg

Con fecha de elecciones definida, el 20 de octubre, no son raros estos planteos en el sector sindical. El viernes cierra el plazo para la presentación de listas y Rucci ya tiene diseño de su boleta. La renovación de la Adenda Vaca Muerta fue rechazada y esto implica que los petroleros están trabajando de acuerdo al convenio colectivo vigente, evitando la multifunción y yendo a reglamento cuando hay situaciones tirantes con las empresas (operadoras y de servicios).

La reactivación de Vaca Muerta trae un mayor movimiento en la industria, por lo que empiezan las observaciones desde las bases para terminar de reincorporar al personal que quedó en stand by -por eso las quejas al personal extra provincial-. Otro elemento que suma presión es el paro convocado por la Federación Sindical para adelantar los aumentos salariales por la inflación de la Argentina.

Si los pronósticos se cumplen y Rucci llega con lista única, la conducción del gremio petrolero podrá timonear las negociaciones en el marco de la conciliación obligatoria y sin mayores conflictos hasta fin de año, siempre ajustándose a la agenda de recomposición salarial y de rechazo a la adenda. En caso de que haya listas opositoras, en la industria están alertas a que el gremio tenga más presiones para tener una posición más dura.

Vaca Muerta _ Horizontes.jpg

> Las 5 claves del escenario sindical en Vaca Muerta

  • Las elecciones del sindicato petrolero de base será el 20 de octubre, en tanto que una fecha que despejará dudas sobre los resultados es el viernes próximo con el cierre de listas.
  • Desde que empezó el repunte de la actividad, los sindicatos piden más personal para garantizar la seguridad de las operaciones en los equipos de torre y sets de fractura.
  • La renovación de la adenda fue rechazada por el sindicato de base que considera que la curva de aprendizaje llegó a su mejor momento, por lo que la reducción de costos ya no pasaría por la mano de obra.
  • La semana pasada los Jerárquicos convocaron a un paro por el déficit de personal de seguridad e higiene, apuntando a que se está privilegiando a contratistas con personal foráneo para que ingrese a la cuenca neuquina.
  • Los petroleros de base, por su parte, volvieron a exigir más operarios en las dotaciones determinadas para los equipos de torre y también fueron al paro. Ambos gremios están en conciliación obligatoria.

En esta nota

Comentarios