adenda

Adenda Vaca Muerta: "La discusión está en la dotación"

El sindicalista Guillermo Pereyra explicó que el número de operarios por set de fractura ha generado discrepancias con las operadoras y empresas de servicios.

Finalmente, los gremios y las empresas no alcanzaron un acuerdo total por la adenda de Vaca Muerta. De seis puntos en debate, quedó en suspenso el número de operarios en una dotación. Sin embargo, la reunión realizada en Neuquén, en un hotel céntrico, concluyó con la apertura de una nueva reunión para la semana que viene y dar por concluido este debate.

Las negociaciones del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Rio Negro, Neuquén y La Pampa apuntan a reincorporar más personal a los yacimientos y evitar las sobrecargas de trabajo, aunque las compañías tienen diferencias al respecto al nivel de eficiencia que podría lograrse. Incluso, entre operadoras y empresas de servicios, en particular las abocadas al fracking tienen sus desacuerdos.

"No pudimos llegar a un acuerdo, pero no es firmar nada más sino que lo queremos hacer de la mejor manera para que no ha la actividad. Antes de cometer algún error preferimos convocar a una nueva reunión, seguramente la semana próxima, donde van a trabajar los equipos técnicos para llegar a un acuerdo", dijo el sindicalista Guillermo Pereyra, en rueda de prensa.

"La discusión está en la dotación. Lo que estamos discutiendo no es difícil resolverlo, teniendo en cuenta que la actividad está en pleno desarrollo. Las circunstancias actuales hacen que tengamos buen precio del crudo, se está exportando petróleo, con las perspectivas que da el Plan Gas.Ar y la ley que se está debatiendo de incentivo a la producción de petróleo y gas. El sector empresario está con muchas expectativas por las ventajas que le da", indicó el titular del gremio.

Pereyra y Rucci - Petroleros Adenda Vaca Muerta 1.jpg

"Nos vamos a llamar, para hacer la próxima reunión. (Desde las cámaras) estarían dispuestos a venir nuevamente a Neuquén", apuntó Guillermo Pereyra.

Marcelo Rucci, secretario administrativo del gremio, explicó que la institución busca "recuperar los tres hombres que se iba a firmar en la adenda y que terminamos firmando con 13".

"Queremos dejar las cosas claras para convenir la cantidad de gente que hace falta en cada operación. Hay operaciones que son más complicadas que otras, que podría faltar más gente, tiene que haber una posibilidad de que las empresas de servicio puedan tomar la decisión. No estamos lejos, hay interpretaciones que hay que cerrar bien para que no haya puntos grises que abran discusiones", sostuvo.

Los servicios médicos son un punto cerrado. Tal como adelanto +e, tras desatarse la pandemia el personal de salud se convirtió en una de las dotaciones más importantes de los yacimientos. Esto incluye enfermos, choferes de ambulancia y médicos.

Otro punto al que sindicatos y empresas acordaron fue la reincorporación de un cuarto hombre como boca de pozo. Uno más está vinculado al servicio de estimulación de pozos, donde se incorporaría un asistente -esto resolvería el conflicto con las plantas de arena, tema que incluso tuvo la mediación de la Fiscalía. Sin embargo, continuará hasta la semana que viene en análisis la situación del número de trabajadores por set de fractura.

"No debería demorar más porque es una buena señal para los que vienen a invertir", indicó Pereyra al cierre de la conferencia. Es que tanto el Plan Gas. Ar como la nueva ley de incentivos contribuyen a la previsibilidad de las compañías de la industria hidrocarburifera, atado a un esquema de condiciones laborales definido y acordado por los gremios de la cuenca neuquina.

En esta nota

Comentarios