Todos los colores del hidrógeno

El gas natural y las renovables colaboran en su elaboración, pero también el petróleo y hasta la nuclear. Se los diferencia con colores.

En el camino hacia la transición energética y la búsqueda de un cambio en la matriz, el hidrógeno se presenta como la gran alternativa para reemplazar a los combustibles fósiles y reducir drásticamente las emisiones de los gases de efecto invernadero. Si bien es el elemento químico más abundante del planeta, no se encuentra disponible en ningún yacimiento y es necesario obtenerlo a partir de otras fuentes.

El hidrógeno cuenta con tres tipos de procesos productivos para su obtención que se conocen por colores: el gris, el azul y el verde. Cada uno de ellos tiene variaciones de costos y volúmenes. El hidrógeno gris, también conocido como marrón o negro, forma parte del daño ambiental que persiste en la actualidad y es el que genera más emisiones durante el proceso de producción. Este tipo de energía emplea carburantes como el carbón o el petróleo y es el más utilizado en la industria química o en las grandes refinerías de crudo.

En tanto, el más común de generar es el hidrógeno azul. Este tipo de fuente extraída de las formaciones de gas natural sigue requiriendo del empleo de recursos no renovables, pero su ventaja es que emite menos carbono debido a que es alcanzado a través de un método denominado “captura y almacenamiento”.

Entre estos colores, la opción más ideal y ecológica es provista por el hidrógeno verde, producido a partir de energías renovables como el sol y el viento. Mediante una operación llamada electrólisis, el método que utiliza una corriente eléctrica para dividir agua en hidrógeno y oxígeno en un electrolizador, se obtiene un resultado 100% sostenible pero mucho más costoso de producir que el hidrógeno tradicional.

El hidrógeno es una fuente de energía limpia que solo libera agua (H2O), en forma de vapor, y no produce dióxido de carbono (CO2). Sin embargo, el elemento presenta cierta dificultad para producirlo y es considerado peligroso por ser altamente inflamable. Por eso, su transporte y almacenamiento significan un verdadero desafío.

Al existir en combinación con otros elementos como el agua y el oxígeno, es necesario que para su empleo como combustible sea combinado y separado del resto de sus componentes. El problema radica en que este proceso, además de requerir grandes volúmenes de energía, es muy caro. Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), el 99% del hidrógeno usado como combustible se produce a partir de fuentes no renovables y menos del 0,1% por electrólisis.

> Ranking global del nuevo combustible

Australia lidera los planes de desarrollo del hidrógeno a nivel mundial, contando con propuestas para construir cinco megaproyectos, según un ranking de la BBC. Siguen Países Bajos y Alemania, con planes para potenciar la industria pesada con hidrógeno.

En el cuarto lugar está China, el principal productor de hidrógeno pero el que más emplea hidrocarburos para generar casi toda esa energía. El país asiático busca avanzar con la construcción de un megaproyecto en la región autónoma de Mongolia Interior, a través de la inversión de u$s 3000 millones para generar 5GW a partir de fuentes eólicas y solares.

El quinto lugar es ocupado por Arabia Saudita, el gran país petrolero, que planea sumarse al del hidrógeno verde con su obra Helios Green Fuels Project. Invertirá u$s 5000 millones logre alcanzar 4GW de electrolizadores para el año 2025.

hidrogeno.jpg

> Hidrógeno criollo: Argentina y sus planes

Argentina tiene buenas condiciones naturales para la generación de este tipo de energía debido a sus recursos renovables “altamente competitivos” y las importantes reservas de gas natural. Además, el país posee un sistema de ciencia y tecnología sumamente capacitado para abordar los desafíos tecnológicos que presenta el hidrógeno.

A mediados de 2020, Y-TEC y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) lanzaron el Consorcio para el Desarrollo de la Economía del Hidrógeno, bajo el nombre de H2ar. Se trata de una iniciativa conjunta entre 40 empresas integrantes de la cadena de valor del elemento que busca promover el impulso de este tipo de energías en el territorio nacional. El grupo participa del Foro Hidrógeno 2030 del Consejo Económico y Social.

El Gobierno de Río Negro presentó el Plan Estratégico de Hidrógeno Verde para posicionar a la provincia en el escenario de la industria del hidrógeno. Asimismo, la planta de hidrógeno de Hychico, perteneciente a Capex, fue inaugurada en 2008 y está ubicada a 20 km de Comodoro Rivadavia, en Chubut, y cuenta con dos electrolizadores con una capacidad total de 120 Nm3/h de hidrógeno y 60 Nm3/h de oxígeno.

Comentarios

Te puede interesar