Semana

Pánico y locura en las bolsas

El derrumbe del precio del petróleo arrastró a la baja a las acciones y bonos de las compañías con intereses en el shale neuquino.

Por Cristian Navazo - Especial

La combinación fatídica de la pandemia del coronavirus con el desacuerdo de la OPEP para recortar el bombeo de crudo generó un estrepitoso derrumbe de la cotización del barril, que arrastró a la baja al valor de las petroleras con intereses en Vaca Muerta.

YPF, la compañía con mayor nivel de actividad en el shale neuquino, vio cómo sus papeles en la bolsa de Nueva York llegaron a tocar el piso histórico de u$s 4,48 el jueves, marcando una caída del 38% con respecto al cierre de la semana pasada, antes del derrumbe global del petróleo, cuando había llegado a u$s 7,30. La variación de las ADR de la empresa acumulan una baja de más del 50% en el último mes.

En la actualidad, la capitalización bursátil de la principal petrolera de la Argentina está por debajo de los u$s 3000 millones. De este modo, YPF vale el equivalente a lo que invirtió el año pasado en Vaca Muerta.

En 2014, el gobierno de Cristina Fernández pagó u$s 5000 millones por el 51% de las acciones de Repsol, más 8% de interés, y cotizaba u$s 15.000 millones.

La acción de Chevron, socia de YPF en Loma Campana, perdió unos u$s 20 esta semana, al caer del umbral de los u$s 95 a los u$s 76. Los papeles de ExxonMobil en Nueva York se desplomaron desde los u$s 57 a los u$s 37. Shell sufrió una caída de casi el 38% en Amsterdam.

Los papeles de Transportadora Gas del Sur, empresa que tiene en marcha una obra de transporte de gas millonaria en Vaca Muerta, llegaron a tener caídas de casi el 20% en la bolsa de Nueva York con respecto al cierre de la semana anterior al derrumbe global.

Otra petrolera argentina que cotiza en Wall Street y que tiene activos en Vaca Muerta es Pampa Energía, que esta semana registró un piso de u$s 9,6 la acción cuando había cerrado sobre los u$s 13,4 hace siete días atrás.

Las acciones de Vista Oil & Gas, la petrolera de Miguel Galuccio, en México se depreciaron un 13%.

Los perforadores del shale de Estados Unidos nunca se han enfrentado a una crisis petrolera como la actual. Con los precios del barril de esta semana, gran parte de esos proyectos no son rentables. Las acciones y bonos de las productoras se desplomaron.

Los “frackers” fueron las que más sufrieron. Occidental Petroleum cayó 40%, EOG 35%, Continental Resources 40%, y jugadores más pequeños como Parsley se desplomaron en más del 50%.

Los pedidos para que la administración Trump brinde ayuda financiera a ese tipo de compañías ha desatado un gran debate político.

El fundador y accionista mayoritario de Continental, Harold Hamm, le dijo a Bloomberg TV que se había acercado al gobierno para que tome medidas para evitar que barriles rusos y saudíes baratos inunden a los Estados Unidos en detrimento de la producción doméstica.

Sin embargo, antes del estallido del coronavirus el mercado venía sobreabastecido y la OPEP había decidido recortar su suministro para sostener los precios.

Después de gastar cientos de miles de millones de dólares en efectivo durante la última década, la industria ya venía decepcionando a los inversores al acumular enormes deudas y no generar suficiente flujo de caja, y los bancos ya estaban a punto de cortar las líneas de crédito para productoras de shale.

Si bien Trump celebró el lunes que la baja del petróleo beneficiaría a los consumidores estadounidenses, en la Casa Blanca hay temor de que la crisis lleve a la quiebra a muchas de esas empresas. Es probable que la asistencia federal tome la forma de préstamos gubernamentales de bajo interés para las compañías.

También se baraja acudir a la baja de impuestos y que el gobierno salga a comprar una importante cantidad de barriles para aprovechar el bajo precio, por un lado, e incrementar el stock de crudo del país, y, por otra parte, hacer que la cotización vuelva a subir.

Pieza-Más-E-offside-página-4.jpg

LEÉ MÁS

Monteiro está en cuarentena y sin síntomas

YPF analiza desafectar reservas para cubrir su rojo

Tras las medidas de Trump, el Brent abre a u$s 33,63

En esta nota

Comentarios