sector

Trabajo dictó la conciliación en el sector petrolero

El ministerio nacional intimó a los gremios y las cámaras empresarias del sector a sumarse al ámbito desde la semana próxima.

El ministerio de Trabajo de la Nación dictó la conciliación obligatoria durante 15 días e instó a los gremios del sector petrolero y a las cámaras con representación a iniciar una instancia de negociaciones a partir de la semana próxima.

El organismo nacional fijó una primera audiencia para el 16 de septiembre a las 14.30 a través de una plataforma virtual.

Mediante una resolución, el ministerio intimó a las entidades gremiales "a dejar sin efecto toda medida de acción directa que estuviesen implementando y/o tuvieran previsto implementar, prestando servicios de manera normal y habitual" y al mismo tiempo, a través de la resolución, obliga a las cámaras petroleras a sentarse a la negociación bajo la órbita nacional.

La convocatoria también impone el mismo marco de resolución para el conflicto que sostienen por estas horas los gremios con representación en las refinadoras y expendedoras de todo el país. Se trata de gremios de Cuyo, La Rioja, Patagonia Austral, Neuquén, Río Negro, La Pampa, Salta, Santa Cruz y Formosa.

El ministerio manifiesta que tomó conocimiento de que una docena de entidades sindicales de toda la cadena de valor de la industria petrolera del iniciarían medidas de fuerza que "impedirían la normal operatoria de las empresas representadas" por la Cámara de Exploración y Producción de Hidrocarburos (CEPH) y la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE).

"Resulta necesario disponer las medidas pertinentes para promover una solución pacífica y legal al conflicto planteado, en el marco de la competencia de esta Autoridad", afirma el ministerio y señala que "en circunstancias como la presente, debe otorgarse especial consideración al interés general como principio rector de las relaciones desarrolladas en la materia y por cuya protección esta administración debe velar".

La resolución de Trabajo menciona que "la actividad involucrada queda comprendida dentro de los supuestos de excepción previstos" como "actividad esencial" en la emergencia de la pandemia del coronavirus en el país.

En otro de sus considerandos, el ministerio afirma que el objetivo primordial del "procedimiento no sólo es tratar de avenir a las partes para que lleguen a un acuerdo que solucione el conflicto de origen sino, y en primer término, garantizar la paz social atendiendo a la necesidad pública de contrarrestar eventuales desbordes que pudieran suscitar las acciones de las partes".

De este modo, el diálogo que había quedado entre signos de interrogación ayer vuelve a tener un nuevo ámbito de discusión, luego de que el Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa y el de Petroleros Jerárquicos platearan la posibilidad de realizar medidas de fuerza ante la negativa de las cámaras del sector de aplicar un incremento del 16,2% de los salarios producto de la inflación del 2019.

Al mismo tiempo, el mismo espacio servirá para la negociación de los gremios con afiliados en las refinadoras y las estaciones de servicio, que anoche desde las 0 habían anunciado medidas de fuerza.

LEÉ MÁS

Pereyra: "No se asusten cuando los llenemos de paros"

Paro en las refinerías por un aumento pendiente de la paritaria

En esta nota

Comentarios