Sapag

Sapag: "Es muy difícil que vengan inversores con esta ley"

El ex gobernador de Neuquén apuntó nuevamente contra el proyecto de inversiones hidrocarburíferas que promueve el gobierno nacional.

Jorge Sapag volvió a cargar contra el proyecto de ley de inversiones hidrocarburíferas. "Hay un avance clarísimo contra el federalismo y la provincia", dijo el ex gobernador de Neuquén en una entrevista con LM Play.

"Este proyecto de ley tienen algunos artículos que no son necesarios y otros que son antifederales. En el artículo 90 no hubo 'buena fe federal' porque dice que la autoridad de aplicación será la Secretaría de Energía de la Nación, que será competente al tema técnico y ambiental. Este artículo avanza sobre las competencias provinciales que están explicitadas en la Ley Corta", apuntó Sapag.

"Es muy difícil poder fomentar las exportaciones, el ingreso de divisas y que vengan inversiones. Los inversores, tanto nacionales como extranjeros, tienen todo el mundo para visualidad dónde invertir. Con la inflación que hay y la falta de divisas en el Banco Central, y con la deuda externa de la Argentina, es muy difícil que sientan la tentación de invertir", señaló el ex mandatario neuquino en la entrevista con LM Play.

Entrevista a Jorge Sapag sin apertura.mp4

Sapag comentó que el decreto nacional 929/2013 establece el doble de beneficios que la ley que promueve el actual gobierno nacional. "En otros artículos reducen los beneficios que ya teníamos y las obligan a bajar a la mitad la libre disponibilidad de divisas. Solamente se limita a dar la libre disponibilidad del excedente de la inversión. Así es muy difícil fomentar las exportaciones y el ingreso de divisas", afirmó.

Por sobre todas las cosas, a Sapag le preocupa la redacción ambigua de algunos artículos que inmiscuyen a la Secretaría de Energía de la Nación, dependiente del Ministerio de Economía, en la gestión de los bloques hidrocarburíferos. "Hay una traición a los preceptos federales porque la provincia de Neuquén es la competente para administrar los yacimientos, controlarlos e inspeccionarlos", señaló quien fuese gobernador por dos periodos entre 2007 y 2015.

En ese sentido, Sapag cuestionó que en la letra del proyecto se interpreta que las empresas están obligadas a hacer pilotos, cuando muchas ya los han realizado. O ponerles un piso de 1500 millones de dólares en inversiones, "un traje muy grande, podría ser más chicos de 300 a 500 millones".

En esta nota

Comentarios