petroleros

Petroleros: ánimos caldeados en la previa a la asunción de Rucci

Está prevista una reunión en el Ministerio de Trabajo para darle un cierre a la polémica sobre la certificación de autoridades.

La polémica por las elecciones del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa continúa en Buenos Aires. Allí están los responsables del gremio, el secretario general Guillermo Pereyra y el titular electo Marcelo Rucci, para conocer de primera mano las observaciones realizadas aquel 20 de octubre en los diferentes lugares de votación por parte de la Delegación Regional del Ministerio de Trabajo de la Nación.

La lista Verde, que llevaba a Walter Zozaya como candidato, presentó la impugnación del acto eleccionario en su totalidad, en una jugada que le provocó más de un dolor de cabeza al oficialismo de los petroleros que querían asumir en los primeros días de diciembre. Las peleas con los "verdes" tuvo varios capítulos en la previa a las elecciones y durante toda la campaña.

"Recibimos denuncias al principio de la jornada electoral. Las otras listas que no eran del oficialismo marcaban que había padrones únicos y no por mesas, los lugares de votación que no garantizaban el voto secreto. El Ministerio me pidió hacer constataciones, por eso me presenté con Policía Federal y pude entrevistar a la Junta Electoral", comentó Asunción Miras Trabalón, delegada regional del Ministerio de Trabajo de la Nación.

La funcionaria indicó que filmó y sacó fotos para enviar un informe al área de Sindicales del Ministerio de Trabajo de la Nación. "Quien impugna son los candidatos y candidatas de la lista Verde", remarcó, en declaraciones radiales, la delegada regional de la cartera que conduce a nivel nacional Claudio Moroni. Miras Trabalón indicó que los 21 mil afiliados estaban en todas las urnas, por lo que podía votar en varios lugares sin control (el gremio justifica el uso de una App para evitar la duplicación).

Asuncion-Miras-Trabalon.jpg

Los ánimos están caldeados entre los seguidores de Rucci y Pereyra, incluso están convocando a una movilización en caso de que la decisión ministerial fuera contraria o evitara que la nueva comisión directiva pudiera asumir como está programado.

Los fiscales de las elecciones del sindicato petrolero, de acuerdo a lo observado por la funcionaria y manifestado en su informe, no podían garantizar que el voto de una persona era solamente en esa mesa. Miras Trabalón indicó, además, que cualquiera de las partes podría ir a la Justicia si la decisión del Ministerio le es desfavorable.

Para mañana está prevista una reunión en el Ministerio de Trabajo que podría ser definitoria, según pudo conocer +e. Si bien no está confirmada la presencia de Moroni, si estarán presentes funcionarios de primera línea del área laboral para cerrar por completo la historia de la certificación de autoridades (y también marcará el rumbo de las acciones a tomar en los días posteriores, tanto del oficialismo sindical como de la oposición).

Guillermo Pereyra _ Borde Montuoso.jpg

"La lista opositora ha impugnado la elección porque considera que no se resguarda el voto secreto. Lo que resuelvan en Buenos Aires todavía no lo sé. Y después las partes quedan con la vía judicial expedita para remover esa decisión administrativa", sostuvo Miras Trabalón en el contacto con la radio. Las últimas horas son de negociaciones y papeleos de parte de la lista Azul y Blanca, que encabeza Rucci.

Al respecto de la opinión política que esgrimió Guillermo Pereyra, apuntando a un sector del justicialismo neuquino para empantanar el recambio de conducción sindical, Miras Trabalón subrayó que la Delegación a su cargo fue "a cumplir con su función y verificar la voluntad soberana y el resguardo de la democracia sindical". "El tendrá que dar fundamentos del acto eleccionario, lo que piense sobre tácticas y 'oscuridades' es un problema de las necesidades políticas de Pereyra", expresó.

En esta nota

Comentarios