petrolera

"Un modelo noruego para Neuquén"

El especialista sostiene que la teoría de "la maldición de los recursos naturales" lleva a Vaca Muerta a pensar qué hacer con la renta petrolera. ¿Gasto público o inversión?

Por Adriano Calalesina - adrianoc@lmneuquen.com.ar

Carlos Waisman es argentino y tiene un doctorado en Sociología en la Universidad de Harvard, y desde ese lugar, donde se especializa en política comparada, mira a la Argentina y las bondades de los recursos de Vaca Muerta, hoy en una encrucijada por el desplome del precio del barril a nivel mundial.

“Hay que transformar a la provincia de Neuquén en una provincia rica, para cuando se acabe el petróleo”, comentó el especialista en diálogo con +e.

Waisman dio una conferencia abierta el jueves en la Facultad de Economía de la Universidad Nacional del Comahue bajo el título “¿Neuquén en una encrucijada? Riesgos y oportunidades en la economía hidrocarburífera”, donde planteó qué hacer con la renta petrolera en los estados.

“Planteo que es crucial tratar de entender las políticas con las que distintos gobiernos han respondido a la emergencia de las economías petroleras a gran escala. Hay tres vías para salir de esta situación: la venezolana, la saudita y la noruega. A mí, particularmente, me gusta esta última salida”, indicó el analista, que también se expresó sobre la coyuntura de Vaca Muerta.

Waisman planta que todos los gobiernos, desde los más populares a los liberales, tienen conocimiento de que la industria hidrocarburífera está anclada al precio internacional del petróleo, con sus vaivenes.

Destacó, en ese sentido, el modelo de manejo de los recursos petroleros de Venezuela y señaló que cuando el país sufrió la baja en el precio del crudo, tuvo que emitir moneda y generó una inflación atroz.

Y en ese contexto, destacó como necesario crear un fondo soberano que no vaya exclusivamente al gasto público, como sucedió en ese país sudamericano, ni tampoco concentrar la actividad en la monoproducción petrolera que tiene en estos momentos Arabia Saudita, hoy en una suerte de guerra hidrocarburífera con Rusia.

“Hay una teoría, que es la de ‘la maldición de los recursos naturales’, que habla de la diferencia de rentabilidad que hay entre la economía petrolera y el resto, algo que puede conducir a la monoproducción absoluta, donde las demás actividades se van integrando a la economía petrolera o directamente van desapareciendo”, añadió Waisman.

Entrevista-a-Carlos-Waisman-2.jpg

Sobre la coyuntura política del país, Waisman expresó que hay un escenario de desconfianza de inversores y que aparece nuevamente en escena la palabra “default”, como una opción, en un contexto donde hoy se discute el modelo energético.

“Supongamos que Vaca Muerta funcione y en el mejor escenario posible, que acá hay un aluvión de recursos fiscales para el gobierno de Neuquén y que estamos obviando la crisis del coronavirus y la situación de China, la Ley de Hidrocarburos, etcétera. Supongamos que todo esto se resuelva; entonces, ¿cuál va a ser la medida que tome el gobierno? Por eso es necesario discutir modelos, para cuando en 20 años estemos hablando de otra etapa más allá de la industria petrolera”, sostuvo, aunque esta discusión emerge en un momento difícil para la economía del país.

Pieza-Más-E-claves-página-12.jpg

LEÉ MÁS

Miradas. Vaca Muerta ante la guerra de precios

En avance. Cómo será la planta de los 44 mil barriles

Pánico y locura en las bolsas

En esta nota

Comentarios