paritarias

Rucci instó a la unidad de cara a las paritarias

El titular del gremio de petroleros convencionales pidió no arriar las banderas de lucha y sacrificio de cara a las negociaciones paritarias.

Ante una multitudinaria asamblea realizada este miércoles en los almacenes de Desfiladero Bayo (YPF), en Rincón de los Sauces, Marcelo Rucci, secretario general del Sindicato de Petroleros Privados de Río Negro, Neuquén y La Pampa pidió unidad, fuerza y acompañamiento para encarar las negociaciones paritarias con las cámaras empresarias.

En este sentido, el dirigente gremial afirmó que la organización gremial trabaja por los trabajadores y no por intereses personales como otros.

"No nos interesa nada en lo personal, nos importan los colectivos y su bienestar. Queremos más que una simple paritaria en el trabajo, queremos que tengan la posibilidad de tener una vivienda y formar una familia. Es un compromiso de todos nosotros. Les pedimos que nos acompañen, porque juntos somos más fuertes y podemos lograrlo. La fortaleza de los trabajadores petroleros la dan ustedes", aseguró.

Acompañado por el secretario general adjunto, Ernesto Inal, y miembros de la comisión directiva del sindicato, Rucci destacó que el compromiso es de todos "porque el crecimiento y la fuerza de los trabajadores petroleros provienen de cada hombre y mujer que pone el hombro en el campo, de su unión y la capacidad que tienen para luchar juntos".

Tras resaltar la capacidad de enfrentar desafíos conjuntos, el dirigente gremial destacó que desde su gestión no se arriará ningún estandarte que represente el esfuerzo de una persona y sus derechos. "Entregar las banderas y los trapos de nuestros derechos no está en nuestro diccionario", dijo a la multitud que lo acompañó.

Asimismo, Rucci enumeró algunos de los desafíos en los que trabajarán desde el Sindicato de Petroleros Privados, y para los que pidió unidad, fuerza y acompañamiento, entre ellos la negociación paritaria con las cámaras empresarias para actualizar salarios frente a un proceso inflacionario descontrolado que impacta directamente en los ingresos de los trabajadores y su poder adquisitivo. "Estoy seguro de que en la cancha no vamos a tener problemas porque estamos fuertes, unidos y somos leales con los nuestros".

En un tono más emotivo, Rucci manifestó que "el trabajo petrolero es muy sacrificado. Solo nosotros sabemos lo que implica dejar de lado lo más preciado que tenemos: nuestra familia". Aunque destacó que eso es algo "sumamente importante porque significa que estamos construyendo una página dorada en la historia de nuestro sindicato".

En ese contexto, pidió a los trabajadores que sigan escribiendo la historia juntos y que transmitan a los nuevos todo lo que les costó llegar hasta aquí. "Juntos podemos seguir adelante, porque somos petroleros, somos luchadores y estamos unidos bajo una misma bandera".

En esta nota

Dejá tu comentario