Mundo

Los rivales de la OPEP no solo están en el shale

Noruega y Guyana resultan una amenaza a la propuesta de recorte de producción de la organización y sus socios para sostener el mercado.

Con la finalidad de defender los precios del petróleo, la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) había logrado un acuerdo con Rusia y otros socios, en lo que denominaron OPEP+, para equilibrar los precios del barril de petróleo. Sin embargo, hay un frente que no alcanzaron a cubrir: los países que son emergentes en el sector hidrocarburífero.

Guyana es uno de ellos. Con su primera exportación de un millón de barriles de petróleo, tiene yacimientos offshore con un potencial enorme que superarían a Venezuela y Brasil.

Noruega es otro de los rivales de la OPEP+ en esta cruzada, dado que es un país que aprovecha fuertemente sus recursos y tiene un Fondo Soberano. En la Argentina, Equinor quiere pisar firme en Vaca Muerta e Interoil empezó a invertir en Santa Cruz.

OPEP aumentó las previsiones de crecimiento de la producción de los no miembros en 2020 en 180.000 barriles por día a 2,35 millones, esto porque los proyectos offshore comenzaron a despegar. Si bien las perspectivas para EE.UU. se redujeron, ese país aún representa casi dos tercios de la nueva producción.

La producción total de la organización cayó a 29,44 millones por día en diciembre de 2019. Si otras naciones implementan solo una parte de las reducciones que prometieron, la producción se ubicaría en torno a los 29,19 millones diarios.

La alianza se reunirá en marzo, cuando vence el acuerdo, para decidir si continuará con la estrategia.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar