Internet

"Las que van a sacar ventaja son las compañías que sean agresivas con la innovación"

Fue el análisis que hizo Ariel Gillippi de Honeywell, uno de los expositores de la AOG 2019. Las petroleras perfeccionan el monitoreo remoto de su producción. Los sensores desde el pozo hasta las estaciones son cada vez más demandados por las compañías para mejorar la eficiencia y reducir costos.

David Mottura - motturad@lmneuquen.com.ar

El Internet de las Cosas está asimilado en la industria del petróleo y el gas. Las compañías del sector piden mejores y más precisos sensores para instalar en toda la cadena productiva, tanto para ser más eficientes y satisfacer la demanda como para hacer predicción y mantenimiento preventivo. Ese fue uno de los ejes que expusieron tres representantes empresariales ante un Salón Rojo del Predio Ferial de la Sociedad Rural nutrido de jóvenes profesionales de la industria, en el marco de la Argentina Oil & Gas 2019.

Conceptos como Internet de las Cosas, ciberseguridad, realidad aumentada y machine learning están cada vez más naturalizados en las sedes de las compañías petroleras que tienen actividad en el país. Esa fue una de las definiciones del panel, que estuvo compuesto Francisco Grosse de Tecpetrol, Nicolás Cabrera de Total y Ariel Gillippi de Honeywell.

“La tracción que está teniendo la transformación digital es muy grande. Hoy en día no hay forma de evitarla, no es una decisión de tomarla o no tomarla. Está en el ADN, ya viene con la cultura de las nuevas generaciones”, indicó Gillippi en diálogo con +e., gerente para LATAM de Honeywell, que en el país tiene 200 expertos trabajando en diferentes áreas de negocio. "Las que van a sacar ventaja son las compañías que sean agresivas con la innovación".

Para Gillippi, con la incorporación de últimas tecnologías los análisis de datos pueden ser en tiempo real: puede conectarse toda la información desde la producción en el pozo hasta la venta en los surtidores de las estaciones de servicio. “Mi beneficio está en saber si me conviene hacer más nafta o más diesel, saber dónde está la demanda y cómo la voy a cubrir. Y eso sólo te lo puede dar los datos”, subrayó.

El dato manda en esta época. En el marco de la exposición ante jóvenes profesionales de la industria, los referentes plantearon que la cadena de suministros y todas las partes operativas tienen que estar obligadamente digitalizadas y arrojar datos permanentemente. Pero no es sólo tener el dato, sino manejarlo y obtener resultados gracias a él. Y coincidieron en que la próxima tecnología disruptiva es la inteligencia artificial, además de seguir "tercerizando" a robots las tareas repetitivas. Por esto, el mayor movimiento en el sector del petróleo y el gas es la operación remota, científicos de datos en una sala que ayude a hacer diagnósticos y predicciones.

"El Internet de las cosas me permite la conectividad de los activos, sacar información en tiempo real y hacer análisis también en tiempo real. Empezar a tener un prefiltrado de información que me permita hacer alguna acción rápida. En el caso del upstream, hay inteligencia en los pozos donde ya puedo darle información a la persona que está yendo al sitio por algún tema o para conocer los pozos que debería tomar como prioridad porque podrían tener algún problema a futuro por 'x' variables que se estén disparando", explicó Gillippi.

Honeywell es una empresa con varias divisiones, una de las más fuertes es la de aeroespacio y también son facilitadores tecnológicos en edificios (empresas, hoteles o shoppings que requieran sus servicios). En tanto, otra de las áreas la denominan procesos industriales: “Honeywell es muy fuerte en oil and gas, especialmente en downstream", dijo el responsable en América Latina de la empresa. Compañías como YPF, PAE, Shell, Pluspetrol, entre otras empresas, han solicitado sus servicios.

LEÉ MÁS

"Los datos van a ser centrales para seguir bajando costos en perforación"

En esta nota

Comentarios