Hidrógeno

Para Alberto Fernández, Argentina será un proveedor mundial de hidrógeno

El proyecto de hidrógeno verde será desarrollado en los alrededores de la ciudad de Sierra Grande, en la provincia de Río Negro.

Luego de firmar un acuerdo con los directivos de la firma Fortescue para desarrollar un importante proyecto de hidrogeno verde en la provincia de Río Negro, el presidente de la Nación Alberto Fernández afirmó que Argentina “tiene una enorme oportunidad por delante”.

En el marco de la cumbre mundial COP26, el mandatario mantuvo una reunión de trabajo con los titulares de la firma australiana, quienes anunciaron una inversión de U$S 8.400 millones, destinados a convertir a Río Negro en un polo mundial exportador de hidrógeno verde de cara al 2030.

hidrogenosdf.jpg

A través del proyecto “Pampas”, la empresa busca alcanzar una producción de hidrógeno verdea escala industrial en la provincia y obtener una capacidad de elaboración de 2.2 millones de toneladas anuales del elemento.

Una vez determinado el análisis preliminar en la zona, se dará inicio a las consultas públicas y trámites para la construcción de la planta, la cual contará de tres fases: en 2022, se realizará la etapa piloto para confirmar las capacidades previstas, con una inversión estimada en 1.200 millones de dólares, que producirá unas 35 mil toneladas de hidrógeno verde y que finalizará en 2024. De allí al 2028, se realizará la primera etapa productiva, con una inversión aproximada en 7.200 millones de dólares, con la finalidad de generar unas 215 mil toneladas de hidrógeno, el equivalente para cubrir el consumo eléctrico de 1 millón 600 mil hogares.

De acuerdo a información oficial, el plan será desarrollado en los alrededores de la ciudad de Sierra Grande, una de las localidades pioneras en el impulso del mineral de hierro.

“El hidrógeno verde es uno de los combustibles del futuro y nos llena de orgullo que sea la Argentina uno de los países que esté a la vanguardia de la transición ecológica”, afirmó Fernández tras reunirse con el presidente de Fortescue, Andrew Forrest, su CEO, Julie Shuttleworth, y el presidente para la Región Latinoamérica, Agustín Pichot.

En esta línea, el jefe de Estado agradeció a las autoridades de la compañía y sostuvo: “En poco tiempo nuestro país podrá convertirse en uno de los proveedores mundiales de este combustible que va a permitir reducir drásticamente las emisiones de carbono en el mundo”.

“Argentina tiene una gran oportunidad por delante y necesita empresas que inviertan y generen trabajo”, enfatizó.

Por su parte, Forrest señaló: "Estamos listos para invertir en el país, somos una empresa de energía de punta que contrata gente y capacitamos gente, y eso queremos hacer”.

“Estamos acá para que la Argentina sea líder mundial en energía renovable y para que sea exportadora”, indicó.

En esta nota

Comentarios