hidrógeno verde

Claves del hidrógeno: transporte, almacenamiento y uso del agua

Ricardo Lauretta, docente y responsable del Laboratorio de Energía del ITBA, apuntó los desafíos tecnológicos para el desarrollo del hidrógeno argentino.

Tras su anuncio, el “Proyecto Pampas” despertó una serie de interrogantes vinculados a los usos y aplicaciones del hidrógeno. Se trata de la iniciativa para desembolsar una millonaria inversión por parte de Fortescue Future Industries (FFI) con el objetivo de desarrollar la producción de hidrogeno verde en Río Negroy convertir a la provincia en un polo mundial exportador del elemento al año 2030.

Entre sus categorizaciones, el hidrógeno verdeconstituye la opción más ecológica del mercado debido a que es obtenido a partir de energías renovables y su extracción se realiza mediante un método conocido como electrólisis, que utiliza la corriente eléctrica para separar el hidrógeno del oxígeno que hay en el agua (H2O), lo que queda como resto.

Al respecto, en diálogo con +e, Ricardo Lauretta, docente y responsable del Laboratorio de Energía del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), explicó: "Para producir hidrógeno hace falta energía eléctrica y agua. Entonces la energía eléctrica tiene que ser de origen eólico o solar. Luego, en grandes plantas electrolizadoras se separarían las moléculas para que ambos gases puedan ser almacenados".

"Hoy en día, los métodos de almacenamiento del hidrógeno son dos: a presión o de forma criogénica, licuándolo y llevándolo a una temperatura muy baja para transformarlo en líquido y transportarlo”, señaló.

“Hay muchas tecnologías potencialmente involucradas en este proyecto, pero el punto de partida es el de tener energía renovable disponible en gran cantidad para producir electricidad y usarla en la electrólisis”, afirmó Lauretta.

Ricardo Lauretta _ ITBA _ hidrógeno.jpg

"Después habrá que hacer la logística para el transporte de la producción, que puede ser mediante algún oleoducto, o bien, por transporte como camiones", manifestó el docente e investigador del ITBA.

Respecto a los planes de exportación involucrados en la propuesta de la empresa australiana, Lauretta sostuvo: “Hay varias opciones para exportar. Ese hidrógeno puede ser utilizado para fabricar algún combustible sintético y, en lugar de exportar el elemento directamente, se puede exportar combustible fabricado como puede ser el metanol. También, se puede fabricar amoniaco, que es la base de muchos fertilizantes y que también puede ser enviado a otros mercados”.

“Son distintas formas de exportación del hidrógeno que brindan la necesidad de agregar distintas etapas al proceso y nuevas tecnologías. Todo dependerá de cuál es la vía que estén pensando para los envíos, y quién es el cliente que está dispuesto a comprarlo”, indicó.

Asimismo, el investigador del ITBA advirtió que, a excepción de la primera parte del proceso, el resto de las etapas a partir de la electrólisis del hidrógeno en grandes cantidades hasta su transporte “aún están en desarrollo”. “Son desafíos tecnológicos. El proceso de electrólisis es muy conocido, pero a esta escala no existen antecedentes en el mundo”, agregó.

hidrogenosdf.jpg

> Pichot: "El agua se sacará del mar"

Uno de los puntos claves del Proyecto Pampas es que estará localizado en la mina subterránea de Sierra Grande, en cercanías a Playas Doradas, la costa por la cual se sacará el agua para el funcionamiento de la planta de Fortescue.

"El agua se sacará del mar y se desaliniza. Todos los estudios que correspondan se harán en unos meses”, explicó Agustín Pichot, presidente para la Región Latinoamérica de la compañía.

“La parte desalinizadora del proyecto es fundamental porque sabemos que para muchos países, como el nuestro, el tema del agua es algo con lo que hay que tener mucho cuidado", añadió.

En esta nota

Comentarios