gasoducto

Lanzaron la licitación por 656 km de tuberías para el gasoducto de Vaca Muerta

IEASA convocó la licitación para la adquisición de las tuberías para la construcción del primer tramo del gasoducto Gasoducto troncal Néstor Kirchner que permitirá llevar un mayor volumen de producción de Vaca Muerta a Buenos Aires.

La empresa estatal IEASA convocó la licitación para la adquisición de las tuberías para la construcción del primer tramo del gasoducto Gasoducto troncal Néstor Kirchner que permitirá llevar un mayor volumen de producción de Vaca Muerta a Buenos Aires. Se trata del tramo entre la zona de Tratayén, en Neuquén, y la localidad bonaerense de Salliqueló.

La convocatoria fue publicada hoy en el Boletín Oficial para la adquisición de 656 kilómetros de tuberías para la construcción de la primera etapa del Programa Tranport.Ar, que abarca el nuevo ducto troncal y obras complementarias. La apertura de ofertas se realizará el 31 de marzo de 2022 a las 11:30.

El secretario de Energía, Darío Martínez, señaló que "se inicia así el proceso de construcción de la obra de transporte de gas más importante en nuestro país de las últimas cuatro décadas", y agregó que "tal es su magnitud, que permitirá transportar hasta 44 millones de m3 diarios de nuevo gas, producido con trabajo de argentinos y por empresas argentinas, que llegará a más hogares, industrias y centrales térmicas, sustituyendo GNL y gasoil importado, y ahorrando miles de millones de dólares al país".

El presidente de IEASA, Agustín Gerez, manifestó que "es un honor asumir el compromiso de escribir una página en la historia de la soberanía energética de nuestro país, en un trabajo que es continuidad del que venimos desarrollando con la Secretaria de Energía de la Nación"

Además de la primera etapa del Gasoducto Néstor Kirchner, entre Tratayén y Salliqueló, se llevará a cabo una serie de obras complementarias como el gasoducto Mercedes-Cardales, loops del Neuba II en Ordoqui y la reversión del Gasoducto del Norte.

IEASA tendrá la concesión por 35 años del nuevo ducto y la primera etapa se financiará íntegramente por parte del Estado, tanto con fondos del Aporte a las Grandes Fortunas como del Tesoro.

La semana pasada, Gerez dijo a +e que "los plazos que nos propusimos son exigentes, lo sabemos, es un enorme desafío para nuestros equipos, pero también sabemos la trascendental importancia que tiene este proyecto no solo para el sector energético sino para la historia de nuestro país. Trabajamos con ese compromiso, deseando que en el invierno de 2023 ya se pueda gozar de los beneficios que va a traer esta obra".

En esta nota

Comentarios