gas

El gas para CAMMESA promedió u$s 2 el millón de BTU

Por la temporada estival y la gran oferta, el mercado mayorista obtuvo un precio casi de promoción. Estabilizar la producción es el objetivo del nuevo plan gas.

El gas natural sigue por el piso, algo que se acentuará por el inicio de los meses más cálidos del año y la menor demanda de este recurso. El promedio observado en la subasta que realizó el Mercado Electrónico del Gas (MEGSA) fue de u$s 2,02 el millón de BTU para el gas destinado a generación eléctrica para noviembre, levemente más bajo que los u$s 2,07 que para octubre había comprado la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA).

El volumen ofertado entre todas las cuencas participantes fue de 59,8 millones de metros cúbicos (MMm3) para el gas de noviembre, un 2,76% menos que los 61,5 MMm3 de octubre. Esto es una buena noticia para la colocación del gas argentino que sobra, más allá de que preocupe que en los próximos meses haya un fuerte descenso -y por eso la apuesta al Plan Gas 4-.

Como suele ocurrir en estas subastas, que tienen una duración de media hora desde las 10, la mayoría fueron en el último minuto de este martes 27 de octubre. Hubo un total de 72 ofertas que surgieron de Neuquén (Cuenca Neuquina), Tierra del Fuego (Cuenca Austral), Santa Cruz (el norte de la Cuenca Austral y el sur del Golfo San Jorge), Chubut (Cuenca del Golfo San Jorge Norte) y Salta (Cuenta Noroeste).

La Cuenca Neuquina presentó una de las ofertas más bajas, con u$s 1,50 el millón de BTU, en tanto que la más alta de la región y también del total nacional llegó a u$s 3,04.

Neuquén tuvo un total de volumen ofertado de 39,2 MMm3 en las 44 ofertas que estuvieron en esta subasta de MEGSA. Tierra del Fuego puso a disposición 12,4 MMm3 con 18 ofertas. Chubut tuvo cinco ofertas que sumaron 1,8 MMm3. La lista se completa con Santa Cruz que tuvo tres ofertas las cuales sumaron 800 mil m3, el Noroeste tuvo dos con un total de 600 mil m3

Si en agosto hubo 40 ofertas para un total de 34,7 MMm3 ofertados, en septiembre se vieron 74 para 61,5 MMm3 y ahora en octubre se llega a 72 para 59,8 MMm3. Como la industria mantuvo una fuerte demanda en el invierno, el comienzo de la temporada estival provoca que la producción decline. La Argentina trata de balancear este vaivén, pero los analistas consideran que lo ideal es sostener la producción abriendo la opción exportadora y ampliando la infraestructura.

La enorme cantidad de gas que se observó en la subasta anterior y la de ahora es la que quedó "entre temporadas" y le permitió a CAMMESA hacerse de un recurso barato para sostener la energía eléctrica. Sin embargo, los precios actuales -que ponderados incluso perforan los 2 dólares- no hacen viables los proyectos de gas más importantes del país, en especial en el shale de Vaca Muerta, el tight de Santa Cruz o el offshore de Tierra del Fuego.

Con la puesta en marcha del Plan Gas 4, el gobierno nacional se compromete a sostener e incluso elevar la producción gasífera. Es que se busca frenar una caída que para 2021 se estima a 101,5 MMm3, en 2022 podría desplomarse hasta 93,6 MMm3, en 2023 descendería hasta 86,4 MMm3 y para 2024 el tobogán llevaría el volumen a 79,7 MMm3. Estos niveles, sin dudas, no podrán satisfacer la demanda interna y obligaría a importar con el gasto de divisas que eso implica.

En esta nota

Comentarios