equipos

Neuquén suma equipos para evaluar los sismos en Vaca Muerta

Junto al INPRES y el CONICET, Neuquén avanza con la Red Nacional de Estaciones Sismológicas. Al equipo se sumó la Subsecretaría de Hidrocarburos de la Nación.

Una red de 14 equipos sismógrafos se instalarán en distintos puntos de Neuquén para dar precisiones que contribuyan a comprender la sismicidad en la región. Los últimos temblores registrados incluso llevaron a una operadora petrolera a parar sus tareas por varios días a los fines de cuidar al personal y las herramientas. Y reinstaló algunas dudas sobre la posible relación entre las tareas de fractura hidráulica y la actividad sísmica.

El Gobierno de Neuquén están dando más pasos dentro del proyecto de ampliación de la Red Nacional de Estaciones Sismológicas. Es así que se anunció la instalación de nuevos equipos en distintas zonas de la provincia e incluso en la ciudad de Neuquén. Se unieron, además, la Subsecretaría de Hidrocarburos de la Nación, el Instituto Nacional de Prevención Sísmica (INPRES), el Instituto Argentino del Petróleo y del Gas (IAPG) y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnica (CONICET).

Este proyecto comenzó hace varios meses con miras a optimizar las mediciones, así como todos los aspectos que permitan el mejor desarrollo de todas las industrias en la región. Los detalles continuaron siendo analizados durante la cuarentena en videoconferencias convocadas por el ministro de Energía y Recursos Naturales, Alejandro Monteiro, y del subsecretario de Energía, Minería e Hidrocarburos, Gabriel López.

El trabajo incluye a representantes de las operadoras con actividad de hidrocarburos no convencionales en la zona de Añelo. Es que en Sauzal Bonito hubo denuncias por los movimientos y hasta acusaciones contra el fracking. Cierto es que expertos en geología informaron que las placas que están en el subsuelo de la región tienen tendencia sísmica y generan distintos tipos de temblores, algunos imperceptibles y otros de magnitud como el último de 3.8 a cuatro kilómetros de profundidad.

"Hubo una sismicidad natural para la zona y no hubo operaciones de fracking de importancia", sostuvo la geóloga Silvia Barredo, en una entrevista que le brindó a +e. El polígono en los alrededores de Añelo tiene una actividad sísmica natural, más allá de que se registre o no actividad en la industria.

En relación a la red de sismógrafos en Neuquén, se trata de una primera etapa del proyecto para perfeccionar el registro de la zona, habiendo acordado a futuro opciones de ampliación y reubicación de equipos. El instrumental que se instalará tiene capacidad para dar precisiones en tiempo y espacio alimentando una línea de base, que ayude a la comprensión sobre la sismicidad que se presenta en la región.

El grupo de referentes del sector, organismos técnicos y científicos y demás protagonistas de la industria celebraron esta primera etapa que permitirá ampliar la red sismológica nacional existente para dar cobertura regional. Los nuevos equipos son de tecnología de punta y brindarán información local e inmediata que resulte del análisis de eventuales movimientos sísmicos que puedan darse en la zona.

La evaluación de los sitios fue una tarea conjunta con la Oficina Presidencial de Tecnologías de la Información y Comunicación (OPTIC). En primer lugar, se recurrirá el sistema satelital para su comunicación, contemplando la posibilidad, en la medida en que la tecnología lo permita, de migrar hacia una tecnología que garantice una mejor notificación de la información obtenida.

A través de un comunicado, el Ministerio de Energía de Neuquén destacó que "contar con una red ampliada y con las precisiones que ésta pueda brindar es, no sólo una necesidad técnica para brindarle sustentabilidad a la actividad hidrocarburífera de manera de garantizar su permiso social sino también desarrollar la provincia desde una perspectiva de la reducción de riesgos".

LEÉ MÁS

¿Qué se sabe de los sismos?

Tras las evaluaciones, Shell retomó sus actividades en Añelo

En esta nota

Comentarios