Energía

Reanudan las obras en los parques eólicos

Las obras en el parque Vientos Neuquinos se retomarán con un esquema adecuado a las restricciones que impone la pandemia.

Vientos Neuquinos podrá reanudar su construcción, sólo falta que defina la fecha y cómo serán los trabajos adecuados al contexto de pandemia. En la Argentina están en marcha distintos proyectos de eólica, en especial en la Patagonia. Algunos de ellos fueron impulsados por empresas petroleras para consumo propio y para aprovechar la veta del negocio de comercializar energía entre privados.

El gobierno nacional se preocupó por la oferta de energía eléctrica para el invierno, en el contexto de medidas de prevención del coronavirus, por lo que habilitó que se retomen las obras de construcción de proyectos de energía renovable y de generación termoeléctrica que estaban en avance. Uno de los más destacados en la Patagonia es el de AES, denominado Vientos Neuquinos; también está la central Genelba de Pampa Energía, que sumará 384 MW de potencia.

En 2016, el aporte de las energías limpias apenas era del 1% del total de la matriz energética nacional. A fines de 2019, la imagen era completamente diferente: la electricidad de las renovables llegaba al 12% y así se encaminaba a cumplir el 20% hacia 2025 que se propone la ley 27191. Los proyectos eólicos representan más de la mitad de la potencia instalada, con 1267 MW, siendo 153 MW en la Patagonia norte y 595 MW en la Patagonia sur.

Un informe de la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER) de septiembre último destaca el rápido crecimiento de la tecnología y las licitaciones a través de programas como Renovar y MATER. Al mismo tiempo que estos proyectos tomaban forma, se desarrolló una cadena de valor local con empresas como Vestas o Nordex, instalando plantas de ensamblaje de aerogeneradores en el país.

ep07-f02-energ(SCE_ID=416160).jpg

GRI Calviño y SICA invirtieron para fabricar las torres en instalaciones locales, y compañías como Enercon, Goldwind o Siemens Gamesa, entre otras, presentaron planes estratégicos de operar su tecnología en territorio argentino.

La vuelta de Vientos Neuquinos, el emprendimiento de AES con apoyo de la Agencia de Inversiones del Neuquén en Bajada Colorada, abarca una superficie estimada de 20.000 hectáreas. Los molinos eólicos alcanzan aproximadamente 120 metros de altura, y el proyecto cuenta con un montaje de 29 torres en su totalidad.

Hasta el parate, AES había alcanzado a construir nueve molinos. Pese a que con cinco se constituye “un circuito”, no pudieron energizarlo para empezar a inyectar al Sistema Interconectado. “Veremos cómo podemos volver a arrancar después de todo esto, no va a ser fácil”, indicó una fuente de la compañía a +e, cuando todo el proyecto estaba parado por el coronavirus.

Tal como informó este suplemento, Vientos Neuquinos tendrá cinco circuitos de cinco aerogeneradores y uno de cuatro. Con el primer circuito listo se pretendía generar los primeros megavatios. Para ello se construyó una subestación transformadora, que es operada por el Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN), que recibirá la energía de los molinos y la inyectará a las líneas de 132 KV.

En esta nota

Comentarios