Energía

Aranguren: "La energía vale lo mismo para todos"

El exministro de Energía, Juan José Aranguren, analizó el escenario actual de los subsidios y explicó cuál es su idea al respecto.

El mayor desafío económico y político del gobierno nacional es la segmentación de tarifas, la reducción de los subsidios a la energía y afrontar la crisis de dólares en una tormenta que involucra las exigencias del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la escalada de precios del gas natural licuado (GNL) -un bien cada vez más preciado en el mundo-.

Juan José Aranguren, el ex ministro de Energía y Minería de Mauricio Macri, brindó su mirada sobre los subsidios a la energía. “La energía vale lo mismo para todos”, indicó en una charla en el Hotel Comahue Business, y explicó su pensamiento respecto de cómo deberían aplicarse los beneficios a aquellos sectores que no pueden afrontar una tarifa plena.

Aranguren señaló que el servicio público de la energía es el transporte y la distribución, no así la producción. “Por lo tanto, entre lo que la producción cobra y lo que se traslada a la demanda, lo pagamos todos. Es mentira que con los subsidios dejamos de pagar la energía”, sostuvo el ex CEO de Shell y actual referente de la consultora Energy Consilium.

“Los subsidios generan un efecto adicional: no le damos a la energía el valor que tiene. Si eso se viera reflejado en las facturas, sería distinto; esto es lo que está pasando ahora en Europa”, señaló Aranguren.

La crisis europea por el costo de la energía, mientras se acerca el invierno en el Hemisferio Norte, está preocupando a todos los gobiernos del viejo continente por el impacto en la inflación, en el déficit fiscal y en la economía en general.

tarifas electricidad luz subsidios 02.jpg

Un plan para subsidiar

Consumir la energía en forma racional es la clave para Aranguren. “No digo que no hay que subsidiar, sino que hay que subsidiar de una manera distinta y eficiente. La energía vale lo mismo para todos, pero si puedo tener un grupo social al que tengo que abordar específicamente y otorgar algún tipo de subsidio”, explicó.

Aranguren recordó que en su gestión ministerial, las industrias electrointensivas eran muy demandantes de una tarifa diferencial y que él discutió que un beneficio tenía que prestarse con una porción del presupuesto específica y donde claramente estén expuestos los argumentos de por qué ese sector es alcanzado por el subsidio.

No somos Papá Noel, como hizo Julio De Vido durante muchos años en las administraciones anteriores (de Néstor Kirchner primero y de Cristina Fernández de Kircher despúés). Si el Gobierno entiende que hay que darle subsidios, tiene que haber una partida presupuestada dirigida a solventar esa industria electrointensiva”, apuntó.

“Porque sino se genera una situación distorsiva donde no estamos optimizando un recurso que por su naturaleza o por la posibilidad en el tiempo de poder explotarlo es escaso”, remarcó el ex ministro de Energía de la Nación.

La emergencia de 2015

Aranguren declaró la emergencia eléctrica el 28 de diciembre de 2015, apenas comenzada la presidencia de Macri, al considerar que el sistema estaba en colapso. De hecho, hubo una semana completa en 2016 en que el país dependió de las importaciones de electricidad de Brasil.

“Nos acusaron de insensibles porque aumentamos un 250% la tarifa eléctrica. En ese momento (diciembre de 2015), la tarifa en relación con el costo era del 12%. Edenor y Edesur recibieron por subsidios del Estado nacional 10.000 millones de pesos, con un tipo de cambio del dólar a 8,30: 1200 millones de dólares para solventar para pagar sueldos porque no tenía una tarifa acorde con el marco regulatorio”, ejemplificó con aquel momento de la historia.

Sin mencionar nombres, Aranguren dijo que una premisa del gobierno de Macri era “no dar pálidas”, por lo que sobre el final de la conferencia hizo un mea culpa de cómo comunicó y explicó el plan energético.

En esta nota

Comentarios