crisis petrolera

Chubut da pelea en plena crisis

Termap al máximo. La baja del crudo golpea a la provincia, que no paró la producción. El consumo de combustible bajó un 90%.

Chubut y su producción convencional de petróleo en el país vive también momentos duros en cuanto al futuro de la industria. La caída del precio internacional del crudo y la falta de perspectivas en el mercado hacen que esa provincia también esté alerta a las novedades de una salida.

Martín Cerdá, ministro de Hidrocarburos de esa provincia, se refirió el juves último, luego de la conferencia diaria del comité de crisis provincial, a la preocupante situación que atraviesa el sector.

“La actividad petrolera viene sufriendo no solo la crisis de la pandemia del COVID-19, sino también por la baja que está sufriendo hoy el barril petrolero”, dijo el funcionario y sostuvo que se trata de “una baja que nos lleva a encender varias alertas con mucha preocupación”.

“Al no haber consumo de combustible, debemos monitorear la producción porque, como mencionaba el gobernador (Mariano Arcioni), si hay que cerrarla van a caer los ingresos por regalías. Estamos en alerta, pero no la hemos parado”, indicó.

El funcionario sostuvo que “se están haciendo esfuerzos para que eso no suceda, buscando alternativas para que se pueda exportar más. Tenemos la esperanza de que se puedan ir habilitando las actividades que permitan llevar un poco de consumo y ver cómo atravesamos esta situación en estos días”.

Cerda explicó que “en términos de producción, tenemos la capacidad de almacenar en nuestra cuenca unos 280 mil metros cúbicos, que es la capacidad que tiene nuestra terminal marítima (Termap), donde se cargan los barcos para el mercado interno o para exportación”.

“Estamos al límite, la operadora YPF anunció días atrás que su consumo de combustible cayó en un 70%, eso hace que hayan pararon la refinación en Plaza Huincul”, agregó.

El ministro dijo que “también la empresa Raizen, de capital brasileño, que refina petróleo para nuestro mercado, anunció que estaba evaluando parar la refinación”.

Agregó además que “está sobrando combustible y eso hace que no se necesite petróleo, y los derivados también están con las actividades paralizadas”.

En esta nota

Comentarios