combustibles

"Es imposible lograr la normalización de los combustibles"

Desde los expendedores, Marcelo Pirri indicó que sólo queda esperar a que se levanten los cortes. Mientras tanto, habrá medidas paliativas.

Marcelo Pirri, secretario de la Cámara de Expendedores de Combustibles de Neuquén y Río Negro, actualizó el contexto que están viviendo las estaciones de servicio por estos días, donde los cortes de rutas de los autoconvocados de la salud ya va por su décima jornada con afectación de la producción y actividad en los yacimientos y en la refinería de Plaza Huincul.

"La normalización va a venir con el levantamiento de los cortes. Es imposible lograr la normalización con unas pocas unidades que pueden traernos combustibles desde otras plantas, como fue el caso de Villa Mercedes, en San Luis, con 1000 kilómetros de distancia. Y gran cantidad de unidades quedaron varadas en las localidades donde están los cortes", explicó Pirri en declaraciones radiales.

"Con YPF teniendo un 60% de participación del mercado en Neuquén y Río Negro, es imposible pensar que el resto de las marcas pueden cubrir la demanda por más ímpetu que le pongan. También juega la distancia, lo más cercano es Bahía Blanca en el caso de Puma, Shell depende de más de 1000 kilómetros", remarcó el dirigente empresarial del sector de los combustibles.

Además, la crisis en los surtidores llevó a que se generen largas filas de automóviles en las estaciones de servicio. Para aquellos que utilizan el vehículo de forma regular, el temor a un desabastecimiento mayor los motivó a quedarse varias horas hasta poder llenar el tanque. Otras estaciones de servicio están limitando la cantidad de litros por vehículo para no quedarse sin stock.

Pirri contó que ayer jueves a las 19 horas llegó un cargamento de 7000 litros de nafta súper y 7000 de premium. Esta mañana, las cisternas ya quedaron vacías. "Limitamos la carga a 20 litros para que haya solidaridad y todos puedan tener algo de combustible", describió el referente de los estacioneros del valle. Además, recordó que estos piquetes tan extensos no se comparan con otros en la historia cercana.

En este contexto, Pirri indicó que el reclamo de los trabajadores de la salud es entendible dado que estuvieron en la primera línea para enfrentar la pandemia y siguen prestando su vocación en la segunda ola y las campañas de vacunación.

De acuerdo a fuentes de la industria, hay más de 70 estaciones con quiebre de stock y el desabastecimiento afecta además de Neuquén a la provincia de Río Negro y a la zona norte de Chubut.

En esta nota

Comentarios