Activos

Clear adquiere los activos de San Antonio

La empresa del grupo ligado a Cristóbal López se quedará con activos de una de las principales compañías de servicios en Santa Cruz.

Clear Petroleum obtendrá los activos de San Antonio Internacional (SAI) en Santa Cruz. Equipos, trabajadores y contratos pasarán a manos de la empresa del grupo ligado a Cristóbal López a partir del 1 de septiembre. Así quedó establecido en el acta que firmaron las partes en el Ministerio de Trabajo de la Nación.

La salida de SAI de Santa Cruz se originó durante la pandemia. La empresa de servicios petroleros acusó problemas económicos, que llevó a anunciar el pago en cuotas del salario de sus trabajadores. La situación fue caótica a tal punto que dirigentes gremiales de distintas provincias solicitaron que la AFIP brinde un plan de pago a la compañía para que los operarios no pierdan su fuente laboral.

La reactivación de la actividad hidrocarburífera no significó grandes cambios. SAI continuaba con problemas económicos y se evalúa la posibilidad de centrar sus tareas en Vaca Muerta. A fines del año pasado se despejaron todas las dudas: la compañía anunció que continuaría con sus trabajos en Chubut y Neuquén, pero puso en venta sus activos en Santa Cruz.

El Sindicato de Petroleros Privados de Santa Cruz salió al cruce. “El directorio de SAI nos informó que comenzó un proceso de venta de las acciones que tiene en Santa Cruz y los trabajadores van a un traspaso. Esto va a llevar tiempo. No se va a resolver de un día para el otro. SAI es una empresa grande; no hay ninguna empresa de servicio que tenga la cantidad de equipos que tenga SAI”, sostuvo, en diciembre, Claudio Vidal, titular del gremio de petroleros convencionales de Santa Cruz.

A partir de ese momento comenzaron las negociaciones para realizar la venta. “El contexto del traspaso fue bastante engorroso y no fue fácil conseguir una contratista que se haga cargo de un monstruo como es San Antonio, que involucraba a más 637 trabajadores entre convencionales y jerárquicos”, consideró Pablo Carrizo, referente del Sindicato de Petroleros Privado de Santa Cruz en Caleta Olivia, en diálogo con +e.

En la actualidad, SAI es una de las empresas de torre más grande de la parte sur de la Cuenca del Golfo San Jorge donde cuenta con trece equipos entre perforadores, workover y pulling más los servicios de transporte y mantenimiento. Es por eso que no fueron muchas las ofertas para quedarse con los activos de la compañía de mamelucos naranja.

La primera que se mostró interesada fue Quintana WellPro, pero todo quedó en la nada porque no se pusieron de acuerdo con las tarifas de YPF. La negociación se comenzó a dilatar y el tema no avanzaba, pese a que el Ministerio de Trabajo de la Nación se había ofrecido como garante.

Fue allí que apareció Clear Petroleum. La empresa nucleada en el grupo ligado a Cristóbal López ofertó por los activos de SAI, pero ponía condiciones con respecto al pasivo que debía absorber. El gremio de petroleros convencionales fue el encargado de acercar las partes y el traspaso quedó asentado en un acta, que lleva la firma de las dos compañías, el sindicato, YPF y Nación.

Ojalá el 1 de septiembre ya podamos decir que San Antonio no está más en Santa Cruz y que Clear es quien se hace cargo de los trabajos”, aseguró Carrizo. Las palabras del dirigente gremial buscan reflejar lo que fue el traspaso de los activos.

“No fue solo un desgaste por las negociaciones, sino por el día a día con una empresa que tiene mucha burocracia. Ellos aducen que Santa Cruz era una pérdida y actúan en función de ello. Hubo muchos palos en la rueda en el proceso porque mientras estábamos en la discusión, siguen funcionando y siguen facturando. Ellos mismo buscan dilatar las negociaciones”, subrayó gremialista.

Clear genera expectativas de cara al futuro de Santa Cruz. “Es una empresa sobre todo ordenada, que viene creciendo en todos los sectores y, que ahora, va a ampliar en lo que respecta a equipos de torres. Obviamente, como toda empresa si no tiene una buena organización puede pasar lo que puede pasó con SAI. Esperamos que no suceda lo mismo”, destacó.

“Ellos saben que Claudio (Vidal) es una persona con mucho criterio y que entendemos que un paro general no nos sirve a nadie, pero es la última herramienta que implementamos ante situaciones complejas. Creo que esta empresa tiene que venir con otra misión a beneficio de ellos y de los trabajadores”, afirmó Carrizo.

En esta nota

Comentarios