Vaca Muerta

No avanzó el diálogo y los petroleros reactivan las asambleas

Por la crisis de los telegramas y el inicio de la paritaria. Pereyra le comunicó la situación al gobernador Omar Gutiérrez. La conciliación voluntaria concluye el 28 de enero.

Guillermo Pereyra le pidió a su cuerpo de delegados que vuelvan a estar en alerta y lo acompañen a los yacimientos a informar a los trabajadores petroleros qué está ocurriendo. El líder petrolero se reunió con el gobernador Omar Gutiérrez por este motivo. Las negociaciones con las cámaras empresariales volvió a empantanarse, pese a haber acordado el mes pasado una "conciliación voluntaria" para resolver por la vía del diálogo la crisis que levantó el envío de 600 telegramas de despido en noviembre.

La caída de la actividad en Vaca Muerta, con menos equipos de perforación y desaceleración de las tareas de fractura en pozos no convencionales, complicó el escenario que estalló finalmente con la crisis de los telegramas. Ante el cambio de gobierno, las partes decidieron extender la conciliación, que pasó de obligatoria a voluntaria con fecha de expiración el 28 de enero. A su vez, los gremios petroleros esperaban poder iniciar las conversaciones por la actualización salarial para 2020.

El propio Pereyra envió anoche un mensaje a la comisión directiva y cuerpo de delegados: a partir del lunes 13, junto con Ricardo Astrada, Marcelo Rucchi y Daniel Andersch recorrerán los yacimientos "realizando asambleas por el agravamiento de la situación ante la falta de respuestas en el marco de la conciliación concertada que vence el 28 de enero y sin ningún tipo de avance".

"He terminado de hablar con el Gobernador", apuntó Pereyra en otro mensaje a los integrantes del consejo directivo del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa. "La situación se agravó. No hay solución inmediata. Les ruego que este domingo se de por finalizada o suspendida todas las vacaciones y retornamos al puesto de lucha a partir del próximo lunes 13 de enero", explicó.

El conflicto es seguido con atención desde el Ministerio de Trabajo de la Nación, con Claudio Moroni al frente. "Hay que destacar que el ministro de Trabajo se ha puesto al frente de todo esto y nos está acompañando", había dicho Pereyra el 17 de diciembre último, poco tiempo antes de una audiencia en la cartera de Moroni con las cámaras que agrupan a las operadoras y a las empresas de servicios especiales.

"Hay empresas que no cumplen con nuestra conciliación. Vamos a recorrer para ver en qué yacimientos ha ocurrido esto. Nos hemos enterados de algunos despidos dentro de la conciliación, estamos exigiendo la reincorporación", sostuvo Marcelo Rucci, vocal del gremio de base que conduce Pereyra, en declaraciones radiales. "Es momento de que todas las irregularidades que estén sucediendo tienen que ser tratadas en el marco de la conciliación que fue un acuerdo de partes, ya no hay más tiempo. Se venció la obligatoria, se extendió por un mes con la voluntaria y creo que los tiempos ya fueron suficientes", indicó.

En esta nota

Comentarios