Tarifas: la baja de los subsidios impacta a 100 pymes neuquinas

En análisis. La resolución anunciada por Energía de Nación afecta a un lote de empresas importantes de la provincia. El Centro Pyme trabaja en medidas para atenuar el golpe.

Desde el 1° de marzo, un centenar de empresas y complejos comerciales que operan en la provincia de Neuquén sufrirán un incremento de la tarifa eléctrica de entre el 40% y el 55%.

El aumento está relacionado con el quite del subsidio a los grandes consumidores de energía eléctrica de todo el país que decidió, el lunes pasado, la Secretaría de Energía de Nación. La resolución alcanza a 4000 usuarios de todo el país y solo exceptúa a los organismos e instituciones públicas ligadas a la salud y la educación.

Según lo informado por la secretaría que dirige el neuquino Darío Martínez, la medida posibilitaría eliminar subsidios por 35.000 millones de pesos por año. La decisión estaría en consonancia con las bases del acuerdo que desde Economía se teje con el Fondo Monetario Internacional.

Los detalles de la resolución fueron difundidos en la semana y mantienen a los funcionarios provinciales del área de industria y producción con la guardia en alto.

Entre las empresas alcanzadas se destacan un lote importante del sector petrolero, del área de servicios, hipermercados y shoppings, frigoríficos, galpones de empaque, mataderos, hoteles y algunos complejos turísticos de relevancia.

De todos los rubros mencionados, salvo el sector petrolero, el resto sufrirá el tarifazo de manera directa.

Allegados al área de Industria de Nación explicaron a +e que las empresas petroleras, en la mayoría de los casos, recuperarán la quita del subsidio con futuros aumentos en el valor de lo que producen y venden.

Desde el Centro Pyme coincidieron con lo dicho desde Nación y explicaron que desde fines del año pasado se trabaja profundizar medidas que permitan acompañar a las empresas del sector productivo en la eficientización del consumo responsable de energía. Para los funcionarios provinciales, esas medidas serán las que permitirán a los grandes consumidores achicar consumos y gastos.

Desde la cooperativa CALF indicaron que “el mayor impacto se va a dar entre los abonados del servicio que presta el EPEN” y aseguraron que la medida busca equilibrar el reparto de beneficios hacia abajo.

De acuerdo con los datos alcanzados desde el EPEN y la cooperativa CALF, en la actualidad, en Neuquén capital y área metropolitana, hay 40 grandes consumidores de energía eléctrica. En el resto de la provincia, el número asciende a 60.

Analistas del sector dijeron que, en la zona, la demanda promedio diaria de cada gran consumidor orilla los 650 Kw.

De acuerdo con el consumo promedio y el impacto de la quita del subsidio, habrá empresas que en abril abonarán la factura del servicio eléctrico con aumentos de hasta el 55%. “Podemos estimar que en los sectores de mayor consumo de las empresas afectadas habrá compañías que comenzarán a abonar facturas de hasta 300 mil pesos”, indicó un profesional de uno de los estudios contables que administra las cuentas de varias firmas importantes de la provincia.

Según las estimaciones y la información brindada desde distintos organismos, los grandes consumidores neuquinos hasta febrero abonaron en promedio un total estimado de 6.435.000 pesos. Por el mismo consumo y sin tarifa subsidiada, en abril la cifra treparía a los casi 12 millones de pesos.

Comentarios