shell

Paul Goodfellow: "Hay mucho potencial de Vaca Muerta"

El vicepresidente de Aguas Profundas y presidente de Shell Midstream Partners dijo que el oleoducto Sierras Blancas - Allen deja a la cuenca al nivel de Permian.

La semana pasada, Shell Argentina presentó el nuevo oleoducto de midstream que une Sierras Blancas, en la provincia de Neuquén, con Allen, en la provincia de Río Negro. Con una extensión de 105 km, este proyecto tiene la capacidad de transportar aproximadamente 125.000 barriles de petróleo por día (aproximadamente 20.000 m3).

El ducto de 16 pulgadas, que comenzó a funcionar meses atrás, es considerado clave para ya que permitirá evacuar la producción de ocho áreas y reforzar las vías de exportación de la cuenca, hacia Oldelval y OTASA. Si bien será fundamental para conectar a Vaca Muerta con el proyecto Duplicar, en principio será subutilizado hasta que se incremente la capacidad de Oldelval.

Por ahora Oldelval está transitando la primera etapa de ampliación que se espera culmine en el primer trimestre de 2024, momento en el que permitirá transportar 450.000 barriles diarios sin usar polímeros. La última etapa se dará a principios de 2025, cuando se complete el Duplicar Plus y se puedan transportar 620.000 barriles diarios hacia el puerto de exportación y refinerías.

Durante la inauguración oficial, Paul Goodfellow, vicepresidente de Aguas Profundas y presidente de Shell Midstream Partners, destacó que la inversión para la construcción fue de aproximadamente 300 millones de dólares y que "es la primera inversión 100% privada en la construcción de un oleoducto de midstream en Vaca Muerta. También es la primera inversión de Shell Argentina en midstream en 108 años en el país".

El proyecto fue liderado por Shell, que cuenta con el 60% de la participación, mientras que PAE y Pluspetrol poseen el 25% y el 15%, respectivamente. El oleoducto fue construido por las empresas Techint y Sima y será operado por Oldelval.

"El proyecto involucró a alrededor de 50 proveedores y contratistas, en su mayoría (+80%) de la región Neuquén-Río Negro, en línea con las normas de Compre Local y el compromiso de Shell por la contratación de mano de obra y contratistas de la región para impulsar el desarrollo local", agregó la empresa en un comunicado.

Según los ejecutivos de Shell, la obra es fundamental para incrementar la capacidad de evacuación de producción de las operadoras en la cuenca, que hoy limita el crecimiento de escala en los proyectos.

"El nuevo oleoducto de Shell es una de las obras más importantes para la región y tiene el potencial de convertirse en el Permian de América del Sur, tal como lo fue para la región del mismo nombre en Estados Unidos", agregó Godfellow durante su discurso.

Durante la conferencia de prensa, tras la inauguración el directivo aclaró: "cuando hablo de una comparación entre la calidad de los recursos, la calidad de la roca, el petróleo y el gas que puede desarrollar, la diferencia por supuesto en este momento es que el Permian está mucho más avanzado en su etapa de desarrollo, pero como dijo el gobernador Gutiérrez en sus palabras. Hay mucho potencial aquí en Vaca Muerta, pero se necesitará más de lo que hemos visto, que es la inversión internacional a gran escala para aumentar las capacidades. Los recursos de clase mundial que tenemos aquí y creo que el ejemplo de lo que hemos abierto hoy aquí. Colectivamente es sólo un pequeño ejemplo del tipo de proyectos y actividades que serán necesarios para entregar todo el potencial que la vaca muerta tiene".

Además Goodfellow destacó el compromiso de la compañía con el desarrollo local y la contratación de proveedores y contratistas de la región para impulsar la economía.

En esta nota

Dejá tu comentario