Shell

El equipo SAI-652 logró perforar 1.426 metros en 24 horas

Esa fue la profundidad máxima a la que llegó el moderno perforador de San Antonio, que está trabajando en un área de Shell en Vaca Muerta.

Los integrantes del equipo de perforación SAI-652 de San Antonio Internacional lograron perforar 1.426 metros en 24 horas, lo que significó otro récord de tiempo en el área Cruz de Lorena, que opera Shell Argentina en Vaca Muerta. Tal como indicó +e, la empresa de servicios especiales había llegado a los 1.379 metros en un lapso de 24 horas. Antes, perforó 1.060 metros en un día.

San Antonio trajo el año pasado el SAI-652, uno de los más modernos del país que trabaja con objetivos no convencionales. Además, el SAI-651 completa una potente flota de última generación. La operadora que está apostando a su utilización es Shell, en principio en Cruz de Lorena pero tiene otros bloques en la Cuenca Neuquina, además de ser socia en el área de shale oil Bandurria Sur de YPF.

"Trabajar con tan alta performance habla una vez más de la calidad de nuestra gente, del equipamiento que tenemos y de la seriedad con la que encaramos los proyectos. Estos logros se alcanzan sólo cuando hay una correcta comprensión de objetivos y un sólido trabajo en equipo en conjunto con el cliente", transmitió Edgardo Lorenzo, CEO de San Antonio, a través de un comunicado sobre este récord.

"Una vez más, demostramos que somos capaces de trabajar con calidad, profesionalismo y eficiencia, brindando servicios de excelencia a nuestros clientes", sostuvo el referente de la empresa.

El SAI-651 y el SAI-652 son equipos NOV modelo Ideal Prime, cuentan con 1500 HP de potencia y 750,000 lbs de capacidad de tiro. Poseen un top drive NOV de alta potencia, Iron Roughneck, STV (enganchador robotizado remoto) y Pipecat, entre otras, ampliamente reconocidas en la industria por su capacidad y calidad. Ambos cuentan con el equipamiento walking system que permite que sean trasladados pozo a pozo en un PAD sin ser desmontados.

LEÉ MÁS

San Antonio renovó sus códigos y políticas de integridad

Shell le plantea a la política ganarse la confianza de los inversores

En esta nota

Comentarios