Confianza

Shell le plantea a la política ganarse la confianza de los inversores

El presidente de Shell Argentina, Sean Rooney, confirmó la continuidad de las inversiones en la Cuenca Neuquina.

Sean Rooney, presidente de Shell Argentina, manifestó que la confianza en el país es el valor más importante que tiene que cuidar la política, puesto que las inversiones en el sector del petróleo y gas son a largo plazo. Esa confianza tambaleó con los cambios aplicados precipitadamente como el congelamiento del precio del barril interno en agosto por decreto, poco tiempo después de que algunas compañías, incluida Shell, hayan aprobado desarrollos masivos en Vaca Muerta.

El referente de la empresa angloholandesa que tiene varios bloques en la Cuenca Neuquina, y es socia en Bandurria Sur que opera YPF después de desembolsar más de u$s 350 millones, remarcó esa idea en el Energy Forum, un panel de empresarios y consultores que ya va por su tercera edición. "Nosotros pensamos que vale la pena reactivar la industria. El potencial de Vaca Muerta significa uno de los mejores recursos de petróleo y gas no convencionales en el mundo", sostuvo Rooney.

"En espesor, contenido orgánico, permeabilidad y presión Vaca Muerta es de lo mejor que he visto en mi vida", apuntó el geólogo que comanda las operaciones en el país de Shell. Consultado sobre las chances de apuntalar las exportaciones del crudo Medanito, Rooney indicó que la prioridad seguirá siendo el mercado doméstico antes de definir los volúmenes para ofertar en el exterior. "Ambos mercados tienen que dar una ganancia competitiva", añadió.

Al respecto de las estrategias operativas, Rooney dijo que la compañía tiene dos perforadores y está evaluando distintos tipos de calidad de arena para optimizar las tareas de fracking. El titular de Shell en el país explicó que un pozo no convencional en Vaca Muerta está teniendo 2500 de longitud en su rama lateral en 20 días, con siete etapas por día, incluso llegando a once etapas por día. Para febrero de 2021 tienen proyectado poner en marcha una nueva planta de crudo.

sean-rooney-2.jpg

El desafío más importante es lograr la confianza de los inversores"

"Hemos exportado Medanito en conjunto y con nuestro socio Equinor hemos enviado 470 mil barriles al exterior", recordó Rooney. "Para vender el Medanito a mejor precio necesitamos darle confianza a los refinadores de su suministro para que adapten sus sistemas al usar ese crudo. El sistema de derechos de exportación no facilita la contratación a largo plazo del crudo, algo que es un desafío"

Shell trasladó su experiencia en Estados Unidos a Vaca Muerta, contó Rooney quien destacó el apoyo a los inversores que vino del gobierno nacional y provincial. Sin embargo, considera que pueden mejorarse algunas condiciones para las compañías que apuntan al desarrollo del shale argentino. "El desafío más importante es lograr la confianza de los inversores", dijo. Y recordó el cepo, los cambios en la Resolución 46 y el DNU 566.

"Pueden imaginar mis conversaciones con los accionistas algunos meses después de aprobar un desarrollo nuevo en Argentina y tener que explicar los cambios. Más importante que el impacto económico es el daño en la confianza, algo importante para una industria de largo plazo como el petróleo y el gas", describió Rooney.

Tras considerar que a largo plazo el Plan Gas 4 no sería beneficioso, sino que hay que ajustarse a los precios del mercado, Rooney aportó su mirada sobre el desarrollo del gas. "La curva de aprendizaje tiene que sostenerse. Es necesario tener un negocio de exportación de gas. No va a ser fácil llevarlo a los mercados internacionales a un precio competitivo. Por eso hay que seguir perforando para bajar los costos de desarrollo", opinó.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar