pymes

Se viene un plan pyme en plena tormenta

El gobierno neuquino busca priorizar el salvataje a las pequeñas y medianas empresas tras el golpe de la pandemia. Las empresas ya sobrellevan la crisis del barril argentino.

POR ADRIANO CALALESINA - adrianoc@lmneuquen.com.ar

El gobierno neuquino prepara un paquete de medidas ya no para salvar a las pymes de la caída de la actividad de Vaca Muerta, sino directamente para proteger al empleo de esta crisis monumental que les dio un golpe a la sociedad y la industria: la pandemia del coronavirus.

En un clima donde el presidente Alberto Fernández extremó las medidas de seguridad y declaró una cuarentena hasta el 31 de marzo, la actividad económica en Neuquén, de la mano de las pymes que generan más de 5300 millones de pesos por mes, tiene sentencia de muerte en estos días si no se toma una medida urgente desde el Estado.

“Veníamos con una macroeconomía no muy buena, después se incorporó la caída del barril, que eso es un tema mucho más amplio internacional, y ahora sale esto del coronavirus, que prácticamente es un gran problema que necesitamos atender en el impacto de la emergencia”, explicó a +e Facundo López Raggi, ministro de Producción e Industria de la provincia de Neuquén.

El descascaramiento del sistema por la expansión de la pandemia generó la inmediata reacción, a nivel país, de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios al ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, por el “severo corte de la cadena de pagos” en el sector, que puede implicar despidos y un clima incierto a futuro.

El Banco Provincia del Neuquén había lanzado, antes de la pandemia, un crédito a tasas blandas para las pymes de 500 millones de pesos, pero en el actual contexto y ante la evolución de este virus que ha paralizado la economía, se están analizando otras alternativas para sostener el empleo.

previa-contexto-pandemia-pieza.jpg

El problema es el temor a la cesación de pagos, la falta de crédito para afrontar deudas y los proyectos de desarrollo que quedaron pendientes, y con capital de trabajo ocioso que sigue generando endeudamiento para el sector de servicios petroleros.

Ya en España, por ejemplo (donde rigen otras leyes laborales), algunos comercios y empresas que pidieron ayuda al Estado nacional ingresaron en un programa donde se les paga parte de los salarios a los empleados, en este contexto de emergencia.

El gobierno neuquino, también por la información brindada por fuentes, analiza incluso cambios en el sistema impositivo, debido a la caída de la actividad en estos meses, agravada por la cuarentena, donde muchas empresas no pueden tener ingresos ni pagar impuestos y sueldos.

“Van a salir las medidas oficialmente, pero los focos va a estar puestos en atender lo más urgente para que las empresas puedan seguir sobreviviendo y empleando gente. Los sectores varían uno de otro, pero plantearemos algunas medidas generales y otras más específicas para algunos sectores”, añadió López Raggi.

p06-lopez-raggi-pieza.jpg

Las pymes vienen sobreviviendo a escenarios de caída desde hace más de tres años, desde que la Argentina, en el gobierno del ex presidente Mauricio Macri, no pudo cumplir con las metas de inflación del 2018 y empezó una escalada de endeudamiento externo, suba del dólar y altas tasas en el sistema financiero.

Ese primer escenario devino en una dilación en la cadena de pagos, que en muchas empresas implicó no poder estar a la altura de los planes de desarrollo de Vaca Muerta.

Pero no fue la única crisis que vivió el sector, ya que el congelamiento del precio del barril interno, a través de la resolución 566/19, paralizó la actividad en Vaca Muerta, con la baja de 17 equipos de perforación y la suspensión de los planes de desarrollo masivo de las operadoras. Esa crisis también derivó en la baja de las etapas de fractura (un indicador de la actividad no convencional) en las operadoras, para que luego YPF concentrara la mayoría de la actividad del shale en la Cuenca Neuquina.

El escenario que se viene aún tiene signos de interrogación, debido a dos frentes que impactan de lleno en Argentina y las pymes que facturan a Vaca Muerta: la pandemia y el desplome del barril por la pelea entre Arabia Saudita y Rusia, que llevó el precio a menos de u$s 25 en la semana. Por ahora, la situación depende de las medidas que se tomen desde arriba hacia abajo.

En esta nota

Comentarios