Pymes

La bolsa, otra chance para las pymes en plena crisis

En Neuquén durante estos años las compañías acceden a herramientas bursátiles. Muchas buscan respaldo para créditos en los bancos.

Las pymes también tienen otra chance de financiarse con el respaldo del mercado de capitales. En estos tiempos donde las altas tasas del sistema financiero tradicional están por las nubes y hay incertidumbre, la apuesta a emitir Obligaciones No Negociables (ON) o comprar acciones en empresas, es una de las tantas formas de aprovechar las tasas de descuento para financiarse.

“Hay distintas herramientas en el mercado bursátil en estos tiempos orientadas a las pymes que desde hace 14 o 15 años la Comisión Nacional de Valores facilitó estas herramientas. Ley de Sociedades de Garantía Recíproca, Ley de Factura Electrónica y Cheque Electrónico”, sostuvo a +e Gonzalo Etchegaray, de la consultora Echegaray-Fernández & Asociados.

De acuerdo a lo que comentó el consultor, en la provincia de Neuquén las pymes desde hace nos años comenzaron a investigar y meterse en el mercado de capitales, un ejercicio que ya está consolidado en ortos polos económicos del país, como la provincia de Buenos Aires y Rosario donde las empresas apuestas al mercado bursátil para financiar capital de trabajo y crecer.

En la provincia de Neuquén hay unas siete entidades de respaldo en el mercado bursátil que asesoran a pymes y que de a poco se van armando de una cartera de clientes.

Una de las herramientas es la colocación de deuda, con el respaldo de una SGR (Sociedad de Garantía Recíproca), entidad que se encarga de negociar los papeles de renta fija en el cercado de capitales. De esta manera, una pyme puede hacerse de dinero en efectivo fresco y cobrar una renta fija.

“La empresa encuentra en la SGR un aval en el mercado en general en el caso de que la pyme no pueda cobrar. Esto hace bajar el costo de financiamiento para la compañía”, indicó el consultor.

Sostuvo que una de las herramientas que más se utilizan las pymes de Vaca Muerta, es el respaldo de estas sociedades para líneas de financiamiento a largo plazo. Es decir, el aval de una SGR para obtener millonarios créditos en los bancos y a tasas más acordes al pago de la pequeña empresa.

También están los que buscan el descuento de cheques a través de estas sociedades, ya sean propios o de terceros, con una tasa de descuento que está entre el 37 y 40 por ciento. “Es una manera muy simple y económica para que las pymes se hagan de capital de trabajo”, afirmó Etchegaray.

Entre los agentes que invierten en el mercado de capitales hay dos tipos: los que buscan tener una renta fija e invertir porque disponen de un capital extra y quienes buscan ampliar su empresa y financiarse para no perder dinero.

Gonzalo Echegaray - Ceipa - Economista.jpg

La factura electrónica

Otro de los mecanismos que se está utilizando para bajar algunos costos es la nueva Ley de Factura Electrónica, que es una herramienta financiera que permite que el mercado bursátil pueda negociar el pago de la misma en poco tiempo a través de una autorización de la AFIP. En este caso, las tasas de descuento rondan el 35%, una oportunidad de bajar costos para las pequeñas empresas.

La pyme le factura a una gran empresa y cuando la gran empresa, el inversor compra una factura que no le importa quién es la pyme sino que hay un respaldo de una gran empresa, se reducen los riesgos”, afirmó el consultor de Etchegaray-Fernández.

Así las cosas, acceder a las herramientas del mercado bursátil aún no es un hábito tan común entre los empresarios locales.

ypf-vaca-muerta 001.jpg

> SGR: Una plaza al ritmo del shale

El rol de la SGR en estos complejos tiempos de crisis, donde la inflación y las altas tasas de interés opacaron los planes de inversión de algunas compañías, es protagónico en la provincia de Neuquén. En la región, hay alrededor de 400 pequeñas empresas que ya están trabajando con SGR sea garante ante entidades crediticias y también para hacer descuentos de cheques y pagaré bursátil. La evolución de los servicios en el mercado de capitales tuvo su correlato en Neuquén con la explotación de Vaca Muerta, más allá del contexto actual.

En esta nota

Comentarios