producción

El gran salto petrolero de Guyana incluye a un neuquino

Es consultor para el Departamento de Energía del ministerio de la Presidencia de un país que se está transformando: de Estado pobre a dar sus primeros pasos en las grandes ligas petroleras.

POR DAVID MOTTURA - motturad@lmneuquen.com.ar

Guyana, un pequeño país ubicado al norte de América del Sur, ha dado el salto a las grandes ligas petroleras en un abrir y cerrar de ojos. Desde 2018, once empresas tienen acciones en ocho bloques con fuerte potencial, siendo el jugador de mayor peso que apuesta en esa región la estadounidense ExxonMobil. Esta semana, Guyana dio un enorme primer paso para empezar a competir con el mundo: envió un barco con un millón de barriles de petróleo hacia Galveston, Texas, según el servicio de seguimiento TankerTrackers. Es su primera exportación de crudo.

ExxonMobil y sus socios Hess Corp y CNOOC -una empresa china que también es socia en la Argentina de Pan American Energy- comenzaron la producción en el prometedor bloque Stabroek, donde encontraron recursos por más de 6000 millones de barriles equivalentes de petróleo técnicamente recuperables.

Los números que se vienen conociendo son sorprendentes. La tasa de producción podría alcanzar para el 2025 nada menos que entre 700 y 800 mil barriles diarios. Solo para 2020, la producción llegaría a 120.000 barriles por día solo en el desarrollo del proyecto Liza Phase 1. Pero la tasa de descubrimientos es asombrosa: ExxonMobil lleva anunciados quince en el bloque Stabroek.

El más reciente de los hallazgos fue en diciembre en el pozo Mako-1. “Los nuevos descubrimientos en esta cuenca de clase mundial tienen el potencial de apoyar desarrollos adicionales”, señaló Mike Cousins, vicepresidente senior de exploración y nuevas empresas en ExxonMobil. “Nuestra tecnología patentada de inversión sísmica de onda completa continúa ayudándonos a definir mejor nuestro recurso descubierto y avanzar rápidamente a la fase de desarrollo”, agregó.

El consorcio liderado por la estadounidense ExxonMobil espera producir al menos 750.000 barriles por día de crudo liviano para 2025. Solo ese consorcio tiene esa ambiciosa proyección. Es un volumen de hidrocarburos suficiente para que Guyana se convierta rápidamente en una potencia petrolera que pelee mercados en igualdad de condiciones con sus vecinos Venezuela y Brasil.

Liza es un sweet crude que le compite al esquisto de las cuencas estadounidenses. Pero todavía su precio y sus cualidades de refinación son desconocidos. Para fines del año pasado, una de las interesadas en transportar el crudo guyanés era Shell. “La venta se ha basado en una base de precios fechados de Brent que refleja el valor comercial y spot del petróleo crudo”, informó el Departamento de Energía de Guyana durante aquellas negociaciones.

Guyana tiene casi 800.000 habitantes, es uno de los países más pobres de la región y ha pasado por una larga historia de colonizaciones y disputas limítrofes (ver aparte). Los enormes recursos petroleros podrían transformar su economía con el desarrollo de una industria, empleos de calidad e ingresos frescos para el tesoro nacional. Pero no le será fácil, más sabiendo que hay casos que han atravesado el famoso “mal holandés” (los efectos negativos que puede generar el aumento exponencial de divisas a un país).

La administración del recurso y pensarse a largo plazo es uno de los grandes desafíos de la población guyanesa, indican algunos consultores internacionales. “Para evitar este destino, es obvio que el país de referencia para aprender es Noruega, que ha eludido este problema a través de la creación del fondo soberano, que esteriliza el boom de revenues. Pero para eso hay que tener las instituciones y la idiosincrasia escandinavas, razón por la cual la mayoría de los países han fallado en replicar esto”, dijo el consultor Juan Ignacio López Raggi,ante una pregunta de +e, un neuquino que está asesorando el proceso de transformación en Guyana (ver aparte).

Cinco años después del descubrimiento de ExxonMobil, el país no ha terminado de elaborar un marco regulatorio adecuado. En el gobierno piensan seriamente en un fondo soberano para absorber hasta 5000 millones de dólares en ingresos petroleros por año para 2025. Así es que existe una puja política para determinar en qué gastar ese dinero.

El gobierno de David Granger anunció que invertirá más en defensa dado que ahora el país es petrolero y tiene una ubicación estratégica. Y declaró el 20 de diciembre como Día Nacional del Petróleo.

Según las proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), la economía de la pequeña nación se disparará un 86% en 2020.

ep12-f02-ener(SCE_ID=394506).jpg

El neuquino que colabora en el despegue guyanés

Juan Ignacio López Raggi es economista y consultor de RPS Group -con base en Londres- y actualmente es Principal Petroleum Economist. Este neuquino hace más de quince años que asesora a la industria y ahora le toca un enorme desafío: dar orientación al despegue de Guyana en su aventura hidrocarburífera.

Su llegada empezó en abril de 2019, cuando el Banco Mundial abrió una convocatoria para servicios de auditoria en el marco del programa “Guyana Petroleum Resources Governance and Management Project”. “Mi trabajo consiste, en términos generales, en proporcionar servicios de asesoramiento y consultoría técnica para el establecimiento de una gestión comercial dentro del Departamento de Energía bajo el Ministerio de la Presidencia”, contó López Raggi en diálogo con +e. “He trabajado también por varios años en proyectos asesorando gobiernos en similares roles a este de Guyana”, agregó en charla con este medio.

“El potencial que estos recursos ofrecen es inmenso y se hace muy difícil determinar el efecto que puede tener en una economía como la de Guyana”, explicó. El consultor indicó que muchos países con potencial similar no lograron el despegue, pero se esperanza con Guyana.

Una de sus observaciones es que el gobierno debería contar con un fondo soberano para administrar la renta petrolera orientada a infraestructura. E inspirarse de todos los países que han tenido un boom de recursos, incluida la Argentina. “Con esto me refiero a sacar lo mejor de aquellos países que han desarrollado sus recursos exitosamente y aprender de los errores de aquellos que han estado en situaciones similares y que con los años han caído en la pobreza”, expresó.

¿Será competencia para Vaca Muerta? “Si Vaca Muerta comienza con un desarrollo más masivo -indicó-, veo difícil que a la Argentina le sobre capacidad para exportar recursos a otros países”. Y agregó: “al nivel y velocidad a los cuales se está desarrollando la operación en Guyana, esto podría quitarle recursos a Vaca Muerta, sobre todo a capital, pero podría aplicar a recursos humanos. No nos olvidemos que Argentina tuvo una muy buena licitación offshore el año pasado y este tipo de operación sí tendrá que competir más directamente con la operación en Guyana”.

“Yo espero que el despegue suceda y que la población de Guyana obtenga los beneficios de este recurso. Desde mi lugar de consultor que me corresponde, voy a hacer todo para cumplir mi objetivo de que los recursos se exploten de la mejor manera posible en beneficio del país”, concluyó.

ep13-f01-ener(SCE_ID=394507).jpg

--> Esequibo, en disputa limítrofe

Esequibo es una zona mineral y forestal de enorme riqueza que administra Guyana. Sin embargo, Venezuela la reclama como suya y la considera un área por delimitar. La zona significa dos tercios del territorio del pequeño país. Las disputas territoriales vienen desde la conquista, ya que fue una región controlada por españoles, holandeses y luego británicos. En 1987, el Reino Unido se comprometió con Venezuela a resolver la disputa en tribunales internacionales. En 1899, un laudo arbitral fue favorable para la corona británica y Venezuela continuó con los reclamos en las Naciones Unidas. Mientras esto ocurría, Guyana se independizó en 1966. Entre 1982 y 1999, ambos países buscaron una salida diplomática, pero fue infructífera. El ex presidente Hugo Chávez archivó el diferendo. Con los hallazgos petroleros, el gobierno de Nicolás Maduro ha solicitado reiniciar el diálogo por la controversia.

En esta nota

Comentarios

Te puede interesar