precio

Neuquén impulsa un barril criollo a 42 dólares

El ministro de Energía, Alejandro Monteiro, sostuvo que hay condiciones de mercado para un nuevo decreto de la Secretaría de Energía de la Nación.

El ministro de Energía de Neuquén Alejandro Monteiro afirmó que el gobierno provincial sigue “a la espera del barril criollo”. La abrupta caída del petróleo Brent en la última semana reeditó la discusión en torno al precio interno del crudo, que para la provincia que administra las concesiones de Vaca Muerta es un sinónimo de regalías en medio de la peor crisis económica en los yacimientos shale.

En un diálogo con +e , Monteiro afirmó que “hay condiciones para volver a reimplantar un barril criollo” y añadió que “quizás lo que hay que analizar es a qué precio”.

“Tal vez los 45 dólares de la versión anterior hay que pensarlos; pero sin duda que hay condiciones para un precio sostén para el crudo, que quizás en 42 dólares hoy pueden estar bien”, señaló el ministro. "Un precio de ese tipo y mecanismos que le permitan al gobierno nacional un margen rápido para tomar diferentes posturas de acuerdo al precio internacional, puede ser un buen camino", expresó.

Según la postura del gobierno neuquino, “los incrementos sucesivos en el valor de los combustibles en surtidor, la reducción de los derechos de exportación, los acuerdos sindicales de los dos últimos meses, tuvieron un efecto que permite generar las condiciones para un nuevo precio sostén”.

“Creemos que hay varias señales que deberían posibilitarle a la Secretaría de Energía reinstalar un precio para el crudo, que le siga dando sustentabilidad a la actividad. Las empresas empiezan a invertir, y creemos que hay que darle un envión a la actividad con un valor que quizás podría ser más bajo que el de los 45 dólares que se había establecido”, opinó.

El posicionamiento de Neuquén llega en medio de una pausa sobre esta discusión en particular. El secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, no descarta la aplicación de una nueva versión del barril criollo.

De hecho, por lo que pudo saber +e el texto de un nuevo decreto estaba finalizado el mes pasado, cuando la agenda del sector energético quedó en buena medida absorbida por la resolución del Plan Gas 4, anunciado por el presidente Alberto Fernández en Loma Campana, cuya letra chica define por estos días el gobierno nacional.

Nación estableció el 19 de mayo un valor de 45 dólares para el crudo Medanito (Cuenca Neuquina). Ese decreto, un reclamo de provincias productoras, buscaba atenuar la baja en el nivel de regalías provinciales y dar una señal a las petroleras no integradas (aquellas que no refinan su propia producción).

La norma impidió compras de petróleo al exterior, estableció una escala de retenciones que favoreció las exportaciones, pero al mismo tiempo generó los resquemores de refinadoras que no pudieron abastecerse en el mercado mundial del crudo Brent más bajo que acusaba el impacto del coronavirus en su etapa más dura.

En ese contexto, también hubo operaciones realizadas por debajo del valor de referencia, algo que impulsó a Neuquén a aplicar sanciones a las empresas que incumplían con los pagos de 45 dólares para el crudo de Vaca Muerta.

Neuquén entiende que el precio interno más alto favorece su recaudación, que se desplomó un 25% en términos de regalías del sector hidrocarburífero.

Esta semana el tema volvió a la agenda: el crudo cotizaba ayer a 37,50 dólares, casi ocho dólares por debajo de lo que fijó el decreto nacional publicado en mayo, que quedó fuera de vigencia ya que una de las condiciones para que siguiera regulando al sector era que el precio internacional no superara los 45 dólares durante diez días consecutivos, si bien reservaba para el Estado argentino la facultad de seguir interviniendo en el precio se consideraba que esa condición era necesaria. Como el crudo superó ese techo durante un tramo de la pandemia, el precio sostén quedó sin vigencia, algo que ahora vuelve a reclamar Neuquén.

LEÉ MÁS

Ya negocian un nuevo precio para el barril criollo

En esta nota

Comentarios