crudo

Ya negocian un nuevo precio para el barril criollo

Las provincias le proponen a Nación una banda de precios que se ajuste al escenario del valor creciente en el mundo. Es clave para las regalías neuquinas.

Las provincias productoras de crudo ya le plantearon al nuevo secretario de Energía, Darío Martínez, la posibilidad de trabajar en una nueva versión del precio sostén del petróleo. Sería la forma de encontrar un consenso en torno a lo que sucedió en los hechos la semana pasada: el planteo de sectores de la refinación que expresan que ya no regirían las condiciones para la continuidad del barril criollo fijado por decreto a 45 dólares para el crudo Medanito de la Cuenca Neuquina.

La idea en ciernes implica la posibilidad de ir hacia una banda de precios a medida que la cotización internacional del crudo siga subiendo o bien se disminuya por debajo de sus valores actuales.

Ese precio podría oscilar entre los 41 y los 46 dólares para el mercado local. Las cifras se desprenden una posible variación de la cotización a nivel mundial que vaya de los cerca de 45 dólares actuales hasta los 50, y ajustaría esos precios dentro del país a los de la paridad de exportación. Es decir, lo que le queda a las empresas productoras que logran exportar una vez aplicados el descuento vinculado a cuestiones impositivas y de calidad del crudo.

Los 41 dólares del piso de esa banda de precios en estudio se equiparan a los valores que arrojan las ventas al exterior que se realizan por estas horas.

Tal como ya lo informó +e, la semana pasada se cumplió uno de los supuestos para que el valor fijado en mayo quedara sin efecto, si el gobierno nacional lo creía conveniente: que durante 10 días consecutivos el promedio de la cotización internacional superara a los 45 dólares por barril que rigen para el mercado interno. En esa normativa Nación también se reserva la posibilidad de definir posibles cambios de precio en un marco que rige hasta el 31 de diciembre.

Así lo estableció el decreto 488/20, de mayo pasado, que le dio forma a un reclamo de las provincias productoras con Neuquén a la cabeza, para que se estableciera un valor del petróleo que actuara de barrera ante el derrumbe de la cotización internacional que había precedido ese tramo del año.

Así buscaron frenar, al mismo tiempo, el desplome de la caída de sus regalías a partir de un mix que combinó menor producción interna con una baja histórica del valor a nivel mundial, que dejó al crudo Brent, referencia para Argentina, por debajo de 20 dólares en tramos de la pandemia.

De acuerdo a lo que pudo saber +e, la posibilidad de establecer una banda de precios había sido conversada entre provincias productoras y la anterior gestión de Energía, encabezada por el ministro de Desarrollo Productivos de la Nación, Matías Kulfas.

Con la designación de Darío Martínez al frente de la secretaría de Energía de la Nación, y el traspaso de órbita del área, que ahora estará dentro del ministerio de Economía que conduce Martín Guzmán, las provincias productoras se lo comienzan a plantear al funcionario entrante.

Tal como lo informó este medio, el propio Martínez busca negociar algún tipo de matiz a la normativa vigente, a partir del diálogo que ya tiene con los gobiernos provinciales y los planteos de sectores de la industria, como el de la refinación, el principal eje de reclamos a Nación que no pudo capitalizar el menor precio internacional que rigió meses atrás en sus compras de crudo.

Las provincias petroleras plantean el nuevo esquema, también, como una forma de conseguir que todos los sectores involucrados cumplan con un marco de referencia fijado a nivel local, que había sido establecido por decreto ante la falta de acuerdos luego de tres meses de conversaciones de todos los sectores que integran la industria.

Un emergente de esta situación es el incumplimiento que pudo establecer Neuquén en operaciones que se realizaron entre julio y agosto: hubo operadoras que vendieron su crudo por debajo del valor fijado por decreto nacional, ya que en el mercado local sólo recibían como oferta por ese crudo el valor que regía en el mundo.

Esto desencadenó multas aplicadas por el gobierno neuquino, y la posterior adecuación de esas empresas por las regalías petroleras de menos que habían pagado.

En esta nota

Comentarios