Plan Gas

GlobalData: "El retraso de Plan Gas ha sido una lástima"

"La dependencia continua de la importación de gas ha tenido un efecto perjudicial en la economía inestable de Argentina", sostiene la consultora internacional.

A meses de la puesta en marcha del Plan Gas.Ar, los expertos de GlobalData señalaron que el programa de incentivos lanzado el año pasado por las autoridades de la Secretaría de Energía de la Nación, fue presentado “demasiado tarde”. Un informe de la consultora con sede en Londres explicó que, debido a la tardía implementación del plan, "la producción gasífera del país no ha aumentado lo suficiente para pasar el invierno, y frente a este panorama, Argentina se verá obligada a depender de la importación de GNL a precios récord”.

“El esquema introdujo una serie de cambios positivos, donde los operadores deben comprometerse a suministrar los volúmenes contratados por un período de cuatro años, con la posibilidad de extender los plazos por otros cuatro más. Desde que se inició el plan, las actividades de perforación en la cuenca neuquina, hogar de Vaca Muerta, se han recuperado y la producción aumentó casi un 19% en el período de febrero a junio de 2021”, explicó Svetlana Doh, analista de Upstream Oil & Gas en GlobalData.

Sin embargo, pese a los logros alcanzados en el marco del esquema impulsado desde el gobierno nacional, Doh advirtió que la estrategia “fue aplicada demasiado tarde para satisfacer las necesidades del período invernal” tras argumentar que la demanda de suministro de energía de Argentina “todavía está muy por debajo de su capacidad de producción”.

“El retraso de Plan Gas ha sido una lástima. Se prevé que esta producción disminuirá a una media del 3,4% en los próximos cinco años”, agregó.

GlobalData critica que no es la primera vez que los incentivos en el país son introducidos demasiado tarde. "En 2016, los impulsos del gobierno argentino dieron como resultado una mayor producción y un aumento de la oferta interna, y para 2018, la nación había reducido sustancialmente esta brecha. Sin embargo, la producción gasífera cayó casi un 15% en el mes de marzo de 2020 debido a la pandemia, y en un intento por mantener las operaciones de perforación, se ofreció un precio garantizado de u$s 45 por barril para los productores de petróleo y de u$s 3,5 por Millón de BTU”.

“El Plan Gas.Ar no dio suficiente tiempo para que la producción reaccionara. Como los meses de invierno de junio a agosto muestran la mayor demanda interna de gas, Argentina tuvo que depender del GNL importado. Este año, el país está experimentando un poco de deja vu, ya que se enfrenta de nuevo a la misma situación”, detalló la especialista.

Plan_Gas-dos-web.jpg
El presidente Fernández,  el secretario de Energía Martínez y el ministro de Economía Guzmán (a la izquierda), durante la presentación del Plan Gas.Ar en el Museo del Bicentenario (Buenos Aires).

El presidente Fernández, el secretario de Energía Martínez y el ministro de Economía Guzmán (a la izquierda), durante la presentación del Plan Gas.Ar en el Museo del Bicentenario (Buenos Aires).

Doh manifestó que este año la brecha entre la producción y la demanda obligó al gobierno argentino a recurrir una vez más a las importaciones de gas, pero esta vez, “los precios internacionales de importación de GNL están triplicados”.

"La dependencia continua de la importación de gas ha tenido un efecto perjudicial en la economía inestable de Argentina, y el gobierno está constantemente buscando formas de hacer que la producción no convencional sea atractiva para inversiones que aumenten su elaboración", afirmó .

Para la especialista, con el objetivo de incentivar aún más los desarrollos de gas natural, el país centrará su atención en Vaca Muerta, donde se espera que para el 2021 y el 2024, entren en funcionamiento las áreas de Bajo del Choique-La Invernada y Parva Negra, áreas que cuentan con inversores de talla internacional.

El proyecto Parva Negra, desarrollado por Pampa Energía, GyP, ExxonMobil y Qatar Petroleum (con 42,5%, 15%, 29,75% y 12,75% de participación respectivamente) empiece a bombear sus primeros barriles de petróleo con una tasa de producción máxima de 1,34 mbpd en 2023. En tanto, para el segundo desarrollo Bajo del Choique-La Invernada, operado por ExxonMobil con un 63% de participación, “se espera que la tasa de producción máxima se alcance en los primeros años de desarrollo y alcance casi 52.000 bpd”.

“La producción combinada de estos dos proyectos apenas compensará la disminución de la producción de los campos maduros, lo que hará que la producción total del país disminuya", apuntó Doh.

La referente de GlobalData concluyó: “Se pronostica que la elaboración de gas natural disminuirá a un promedio de 3,4% en los próximos cinco años para llegar a 3.650 millones de pies cúbicos de gas natural por día para 2025. Esto es un 17,7% menor que lo observado en 2021”.

En esta nota

Comentarios