Petronas

Cómo avanza el Proyecto GNL de YPF con Petronas

El vicepresidente de Upstream No Convencional de YPF, Juan Manuel Ardito, aseguró que el proyecto GNL "es muy rentable y competitivo a nivel mundial".

Con apenas 35 años, el nuevo vicepresidente de Upstream No Convencional de YPF, Juan Manuel Ardito, está ante un gran desafío profesional: ser protagonista del perfil exportador que proyecta la compañía para el inminente salto de escala que tendrá Vaca Muerta a partir del año próximo, cuando comiencen a concretarse las principales obras de infraestructura que permitan evacuar mayores volúmenes de petróleo y gas.

En diálogo con +e, el responsable de YPF de los desarrollos del shale, destacó que a raíz de los buenos resultados, la actividad y las inversiones de la petrolera crecerán más de lo presupuestado, para alcanzar un incremento de la producción del orden del 45% en petróleo y del 25% en gas.

“Ese extra va a estar más orientado a petróleo para prepararnos con los desarrollos para los incrementos de capacidad que se vienen próximamente en midstream”, indicó en relación a la rehabilitación del oleoducto Otasa a Chile, la duplicación del sistema de Oldelval a Puerto Rosales, el oleoducto Vaca Muerta Norte que construirá YPF entre La Amarga Chica y Puesto Hernández, y el Oleoducto Vaca Muerta Sur, que también planifica la empresa entre Añelo y Punta Colorada, Río Negro.

Más allá de que YPF espera lograr el autoabastecimiento de crudo hacia septiembre de 2023 para luego construir una base exportadora, el potencial del gas de Vaca Muerta abre horizontes prometedores.

El gran sueño que permitirá a la Argentina jugar en las grandes ligas energéticas del mundo es el Proyecto GNL, que días atrás comenzó a cobrar forma con la firma de un acuerdo de estudio y desarrollo con Petronas. El análisis abarcará desde el upstream, pasando por el desarrollo de gasoductos e infraestructura, hasta una planta licuefactora en la costa atlántica, así como la comercialización y la logística internacional.

Las compañías buscan acelerar los tiempos para concretar la inversión, que iría desde 10 mil hasta los 40 mil millones de dólares, en etapas, sólo para construir la planta. La idea es aprovechar el contexto global e precios altos y de fuerte demanda de GNL, no sólo por la crisis energética europea, sino por la transición hacia fuentes de energías menos contaminantes.

“Lo firmado es un acuerdo de entendimiento de estudio conjunto para desarrollar las tres fases del proyecto: desde el upstream, yendo por el midstream y después a la licuefacción y el transporte. Es un acuerdo que tiene una línea de tiempo con hitos de entendimiento, sin una inversión comprometida pero donde estamos haciendo mucho foco en los plazos y los recursos que se pueden disponibilidad de acá a los próximos años”, explicó Ardito.

“Estamos viendo alternativas para que los hitos se adelanten, porque la verdad es que hay una situación donde los futuros del LNG están muy altos y además por el rol que va a jugar el gas en la transición energética a nivel global. El gas va a ser necesario a nivel mundial y desde Vaca Muerta tenemos la posibilidad de poner GNL y también petróleo con una baja huella de carbono, con respecto al convencional”, aseguró el directivo de YPF.

Ardito señaló que ambas compañías están terminando de definir los cronogramas del proyecto para anticiparse a los tiempos que esperaba la industria para concretar una inversión sin precedentes para el país.

“Por el momento, el acuerdo de estudio de entendimiento es con Petronas pero por supuesto que YPF, y en particular este proyecto, está abierto a que entren otros jugadores. Necesitamos algo más de tiempo para saber cómo vamos a instrumentar este proyecto, lo clave es saber todo lo que podemos avanzar con Petronas para adelantar las fechas, haciendo uso de su conocimiento, de los recursos que tengan disponibles y después ya pensar en cómo financiar el proyecto macro donde potencialmente pueden participar otros actores”, explicó el VP de Upstream No Convencional de la petrolera argentina.

Además, consideró que los costos de desarrollo de los proyectos de gas de YPF ponen a Vaca Muerta en nivel competitivo. “Por los estudios preliminares que estamos haciendo con Petronas, dicen que el proyecto de LNG es rentable y competitivo a nivel mundial. Hoy podemos decir que el gas de Vaca Muerta es competitivo para salir al mundo con LNG”, aseveró.

PLAN GAS

Más allá del Proyecto GNL, YPF planea seguir incrementando la producción gasífera, ante la inminente licitación que lanzará Nación en el marco del Plan Gas 5 para llenar la primera etapa del Gasoducto Néstor Kirchner.

Los proyectos de shale gas en desarrollo operados por YPF que le permitirán sumar volúmenes incrementales son Rincón del Mangrullo, Aguada de la Arena, El orejano y La Ribera

“De cara a lo que viene, hay que ver cómo se instrumenta el Plan Gas, que es una excelente noticia, tanto la extensión del actual como la adjudicación de volúmenes del GNK. El plan de YPF es crecer, y liderar del proyecto de escalamiento de Vaca Muerta”, adelantó Ardito.

De cara al futuro, el directivo de YPF explicó que se proyecta sostener “el crecimiento que estamos experimentando en 2022. Es seguir por el mismo camino. La prioridad es abastecer el mercado interno, pero después permitir que YPF construya una base exportadora en firme, tanto en petróleo como en gas”.

“Si aseguramos todas las obras de infraestructura de transporte, los proyectos van a poder hacer que Vaca Muerta escale dos o tres veces la producción actual”, señaló.

EFICIENCIA EN VACA MUERTA

La eficiencia es parte de la agenda de YPF, acelerado por Vaca Muerta dado que el shale pide ir por un camino de reducción de costos y competir no solo en Argentina sino con otros shale plays en el mundo.

“En términos de perforación estamos yendo a ramas laterales cada vez más largas, algo que año a año va a ir creciendo”, dijo Ardito. La campaña de perforación del 2022 cierra con el pozo con la rama lateral más larga de la historia de Vaca Muerta: tiene 4447 metros.

El otro factor es el fracking: “Hoy hay una cantidad finita de sets de fractura en la cuenca y para viabilizar nuestro plan entendimos que teníamos que hacer más con el mismo recurso. Entonces ya llevamos tres locaciones completas con la modalidad simul frac que consiste en fracturar dos pozos, bombeando agua y arena que se divide de manera simultánea. Nos permitió aumentar un 40% la eficiencia”, comentó.

En agosto, YPF completó 754 etapas de fractura con tres sets. En dos sets hicieron más de 270 etapas y tuvieron un pico de 18 etapas por día.

En esta nota

Comentarios