petroleros

Por los piquetes en Vaca Muerta, hay 10 mil petroleros en sus casas

Compañías como ExxonMobil y Shell tienen operaciones casi nulas por la imposibilidad de pasar por San Patricio del Chañar.

Con los cortes de ruta que los autoconvocados desplegaron estratégicamente en los caminos hacia Vaca Muerta, las operaciones petroleras están en una crisis brutal. Hay yacimientos cerrados y más de 10 mil trabajadores esperan en sus casas a que los piquetes se levanten, mientras hay negociaciones entre el gobierno provincial, ATE y los independientes.

Según fuentes de la industria, las compañías más complicadas son aquellas que tienen que pasar por la zona de San Patricio del Chañar, donde el corte sobre la Ruta 7, a la altura de picada 13, impide el paso total para los vehículos petroleros, al igual que en Ruta 8 y Ruta 7. Esto implica que no hay recambios de turnos para los operarios o el pase de insumos y maquinarias desde hace 21 días.

ExxonMobil frenó totalmente la operación en Bajo del Choique-La Invernada, su principal apuesta a Vaca Muerta. Ya desde hace más de una semana dejó sin actividad un equipo de perforación y todos sus sets de fractura. Según pudo averiguar +e, buena parte de la producción la transportan en camiones hasta las instalaciones de Oldelval, por lo que prefieren no arriesgarse a cruzar con el petróleo por los caminos bloqueados.

Apenas una dotación mínima está revisando los pozos por seguridad, además de terminar una rama lateral cuya operación no puede detenerse de golpe. Más allá de este movimiento mínimo, lo cierto es que ExxonMobil tuvo que tomar una medida drástica ante la extensión tan prolongada del conflicto que ya lleva tres semanas y pone en peligro la producción hidrocarburífera de la provincia de Neuquén.

Los-Toldos-I-Sur-ExxonMobil-web.jpg
Los Toldos I Sur, otra de las áreas de ExxonMobil en Vaca Muerta.

Los Toldos I Sur, otra de las áreas de ExxonMobil en Vaca Muerta.

ExxonMobil está en Vaca Muerta desde 2010 y en Vaca Muerta opera cinco áreas: Bajo del Choique-La Invernada, Los Toldos I Sur, Pampa de las Yeguas I, Loma del Molle y Los Toldos II Oeste. Este último bloque fue otorgado a fines del año pasado.

Otra de las compañías complicadas en aquella zona es Shell Argentina, que no puede pasar a su activo Sierras Blancas. De acuerdo a las fuentes de la industria consultadas por este medio, el poco movimiento que utilizaron fue para llevar diésel y víveres, dándole continuidad a aquellos pozos que no pueden cerrarse por cuestiones de seguridad ambiental y de las dotaciones que mantienen a flote el yacimiento.

Shell Argentina fue de las primeras empresas en retomar las etapas de fractura luego de la cuarentena estricta de abril del año pasado. Ahora tiene que frenar todo no por una crisis de la demanda por la pandemia sino por un conflicto que los sobrepasa dado que está por fuera de la industria, con los más de 30 piquetes en toda la provincia, la mitad de ellos rodeando Añelo como puerta de entrada a los principales bloques de Vaca Muerta.

shell argentina _ cuenca neuquina.jpg

Shell Argentina es el operador de Sierras Blancas, Cruz de Lorena y Coirón Amargo Sur Oeste. Además, en UTE con Equinor tiene el 49% de Bandurria Sur, el área de shale oil que opera YPF.

La pelea de los autoconvocados y las diferencias con ATE -gremio que aceptó el incremento del 53% escalonado hasta diciembre- provocó una pérdida de 400 millones de metros cúbicos de gas en todo estos días, con más de 13 equipos de perforación parados que tenían por objetivo esa ventana.

Los petroleros en alerta

El extenso conflicto en los yacimiento también impacta en las pymes de servicios. Las empresas regionales de Neuquén y de Río Negro están pasando por una situación de facturación que no les cubre los gastos para abril. Esto ya lo advirtió el Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa: los trabajadores que están en sus casas cobrarán el básico, es decir el 50%.

"Hemos quedado en el medio de la situación. Nosotros venimos de un año de cobrar 50% del sueldo, en este escenario es muy difícil sentarse a negociar porque ni siquiera se sabe qué es lo que va a pasar. Ya hay empresas como Exxon que nos ha mandado gente a la casa de todo de un yacimiento", dijo en declaraciones radiales Marcelo Rucci, secretario administrativo del sindicato petrolero.

"La incertidumbre que causa esto en los trabajadores, es qué va a pasar, si van a abrir o van a dejar cerrado. Nosotros abogamos, o en lo particular abogo, para que este conflicto se resuelva y que nosotros podamos salir a trabajar. Porque quedamos al medio nosotros de una situación que no tienen nada que ver con la actividad hidrocarburífera", expresó el dirigente sindical.

Fuentes sindicales indicaron que son más de 10 mil los petroleros que están en situación de stand by por fuerza mayor, dado que es imposible ingresar a los yacimientos, en particular aquellos que tienen como principal vía de ingreso la zona del Chañar. Además, unos 600 trabajadores contratados quedaron fuera del circuito por este parate extraordinario en Vaca Muerta.

En esta nota

Comentarios