Vaca Muerta

Vaca Muerta paralizada: cruje el Plan Gas

Ya se perdieron más de 400 millones de m3 para el invierno. La protesta le cuesta al Estado nacional 13 millones de dólares por día. Pararon unos 13 equipos que perforaban en las áreas gasíferas. Está en riesgo la producción.

El Plan Gas.Ar quedó jaqueado por las protestas de los trabajadores autoconvocados de la Salud Pública, quienes mantienen sitiados los principales yacimientos de Vaca Muerta y paralizaron al menos 13 equipos de perforación que estaban realizando pozos con horizonte gasífero.

Según un relevamiento realizado por +e entre todas las operadoras de la cuenca, más de la mitad de las 25 plataformas que hoy se encuentran paradas estaban perforando para cumplir con los compromisos asumidos en el Plan Gas.Ar. Pero más allá de la realización de pozos nuevos, la protesta impide completar y conectar los que ya estaban listos para aportar producción para el invierno que se avecina.

De acuerdo con los cálculos de las productoras, ya se perdieron 430 millones de metros cúbicos de gas que serán vitales para los meses más fríos del año. Por cada día que se prolongue el conflicto en las rutas, se perderán otros 25 millones de metros cúbicos. Traducido en dinero, el perjuicio ya supera los 215 millones de dólares, a razón de 13 millones de dólares por día.

Esa millonaria suma recaerá sobre las espaldas del Estado nacional, que deberá reemplazar esa producción vía importación, ya sea para comprar más combustibles líquidos (gasoil y fuel oil) para la generación de energía o de más cargamentos de GNL para regasificar en Escobar o Bahía Blanca.

Precisamente, el principal objetivo del Plan Gas.Ar es sustituir las costosas importaciones en un momento de severa restricción externa.

tecpetrol fortin de piedra 000000.jpg

Los principales yacimientos que estaban en actividad para aportar los volúmenes comprometidos por las compañías beneficiarias son Fortín de Piedra, Rincón del Mangrullo, Aguada La Arena, La Calera, Aguada Pichana Este, Aguada de Castro, Aguada Pichana Oeste, Sierra Chata y El Mangrullo.

Entre esos bloques, ubicados en las ventas de gas seco y gas húmedo de Vaca Muerta, en el centro-oeste de la cuenca, se reparten unas 13 plataformas de perforación que debieron paralizarse porque los bloqueos en las rutas impidieron la rotación de los trabajadores petroleros y contratistas, así como también el suministro de insumos como gasoil para el funcionamiento de equipos o arena para los sets de fractura.

Las petroleras beneficiarias del Plan Gas.Ar se comprometieron a inyectar un volumen de 67,42 millones de m3 diarios (MMm3d) destinado a la demanda prioritaria (domicilios, generación térmica, comercios y pymes) más un adicional de poco más de 8 MM m3/d durante el pico de consumo de invierno.

De ese total, desde la Cuenca Neuquina debían aportar 24,18 MM m3/d en mayo y 33,67 MM m3/d a partir de junio. El secretario de Energía, Darío Martínez, ya reconoció que no se podrá cumplir con esos volúmenes y que incluso el programa arrancó tarde. Las empresas “venían trabajando contra reloj”, admitió.

Más allá de la afectación sobre el gas doméstico que estará disponible para los meses más fríos del año, la protesta ya está teniendo consecuencias sobre la producción actual.

La Cámara de Exploración y Producción de Hidrocarburos (CEPH) advirtió que ya corre riesgo la producción actual porque comienza a escasear la disponibilidad de recursos y víveres para continuar las operaciones. “Y, más grave aún, las dotaciones mínimas para mantener la producción y la seguridad de las operaciones no pueden ser relevadas al final de cada rotación”, señaló la cámara.

Las operadoras alertaron de que se verán obligadas a disminuir la cantidad de personal en sus operaciones a fin de proteger a sus trabajadores y racionalizar víveres, “con el consecuente impacto adicional en los niveles de producción”.

La crítica situación también fue advertida por el directorio del Enargas a funcionarios del gabinete de Alberto Fernández a través de una nota firmada por el interventor Federico Bernal. Pidió que Nación, la Provincia y las empresas transportistas y distribuidoras coordinen las acciones necesarias para garantizar el suministro de gas.

>> Producción: un freno a los bloques top

MapaVacaMuerta areas.jpg

Los cortes de ruta que llevan adelante los autoconvocados de Salud desde hace más de dos semanas generaron la paralización de los principales yacimientos de gas de Vaca Muerta. No solo se dejó de perforar, sino que tampoco se pueden terminar y conectar pozos nuevos.

1. Aguada Pichana Este es uno de los yacimientos pioneros en el desarrollo del gas no convencional en la provincia. Antes de los bloqueos, tenía un equipo perforador en actividad que debió ser paralizado. En marzo produjo 8,5 millones de m3 por día.

2. En los últimos años, La Calera registró pozos con importantes resultados productivos en la formación Vaca Muerta y rápidamente se ubicó entre los primeros lugares del top ten de campos productores. En marzo aportó 2,2 millones de m3 diarios.

3. Si bien se trata del principal desarrollo de shale oil, que en marzo registró un récord de producción de petróleo, Loma Campana es uno de los campos productivos de gas de Vaca Muerta más importantes. El mes pasado aportó 1,7 millones de m3 diarios.

4. Fortín de Piedra es el yacimiento de gas estrella de Vaca Muerta, que cambió el mapa gasífero de la provincia y marcó el pulso del mercado en los últimos años a la luz de la Resolución 46. Con el Plan Gas.Ar, busca recuperar sus mejor performance. En marzo produjo 10,5 MM m3/d.

5. Rincón del Mangrullo es uno de los primeros yacimientos en los que se reactivó la perforación de pozos de gas con el lanzamiento del nuevo programa de estímulo a las inversiones que estableció el gobierno nacional. El mes pasado produjo 2,3 millones de m3 diarios.

corte-salud.jpeg
El reclamo del personal de Salud se trasladó hoy a las rutas que llevan a los bloques productores en Vaca Muerta.

El reclamo del personal de Salud se trasladó hoy a las rutas que llevan a los bloques productores en Vaca Muerta.

>> Cronología de un programa que arrancó con demora

  • Indefiniciones en Energía. El Plan Gas.Ar comenzó a delinearse cuando la cartera de Energía dependía del ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, quien llegó a presentar, en agosto de 2020, sus lineamientos a las productoras.
  • Un secretario fugaz. El 21 de agosto de 2020, Sergio Lanziani fue eyectado de la Secretaría de Energía. Nunca alcanzó a tener peso en el área ni estuvo involucrado en la creación del nuevo Plan gas. El área pasó a depender de Economía.
  • Entra en juego Martínez. Darío Martínez asume como secretario de Energía, y una de sus principales tareas es pulir el proyecto del Plan Gas heredado de la cartera de Kulfas. El nuevo esquema debe pasar la lupa del ministro Martín Guzmán.
  • Nación lanza la licitación. A fines de noviembre, el gobierno lanza la licitación de un bloque de 70 millones de m3 diarios de gas. Recibe 16 ofertas a un precio promedio de 3,50 dólares el millón de BTU. Todas son adjudicadas en diciembre y las petroleras emprende una tarea contrarreloj para perforar y conectar pozos.
  • Reactivación y parálisis. En enero, la mayoría de las compañías productoras reactivaron equipos de perforación y comenzaron a completar pozos que estaban perforados antes de la parálisis por la pandemia. Para este mes, ya había unas 13 plataformas en actividad, que fueron paradas por los cortes de ruta.

En esta nota

Comentarios