petroleros

Los petroleros suman músculo político pero la paritaria aun no se define

El bloque de gremios petroleros de todo el país tiene como objetivo ir con pedidos en conjunto a paritarias y fijar posicionamientos en relación con la política energética.

En la planta de tratamiento de crudo de Loma Campana, el presidente Alberto Fernández lanzó (aunque sin fecha cierta) la licitación para la obra del gasoducto de Vaca Muerta, infraestructura clave para el desarrollo del shale neuquino y el suministro de gas para los próximos inviernos. Además de los CEO y funcionarios del gobierno nacional, una de las presencias destacadas fue la de los sindicatos petroleros.

Marcelo Rucci y Manuel Arévalo, titular del gremio de convencionales y de jerárquicos respectivamente, asistieron acompañados de Jorge Ávila (Chubut), Claudio Vidal (Santa Cruz) y José Llugdar (Jerárquicos Patagonia Austral).

Tras el acto, el titular del gremio de Vaca Muerta aseguró que el proyecto constituye una importante obra transportar la producción que tiene la Cuenca Neuquina. “Es una alegría. Estamos contentos y sabemos que va a generar trabajo también, en una provincia que lo está necesitando”, dijo.

Al mismo tiempo, este grupo de sindicalistas forman parte de la Unión de Trabajadores Petroleros de Argentina (UTPA). El bloque tiene como objetivo ir con pedidos en conjunto a paritarias y fijar posicionamientos en relación con la política energética.

Próxima reunión paritaria

“No hemos arribado a ningún acuerdo”, señaló el secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Marcelo Rucci. “Estamos en paritarias, negociando salarios entre otras cosas y tenemos la próxima audiencia el día martes”, agregó.

El Ministerio de Trabajo de la Nación postergó hasta el próximo martes la reunión entre los gremios de UTPA y las dos principales entidades: la Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos (CEPH, las operadoras) y la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE, las de servicios).

“Ojalá estemos cerca de un acuerdo porque hoy los trabajadores necesitan un reconocimiento”, remarcó el dirigente de los petroleros de base de la Cuenca Neuquina.

“Durante mucho tiempo, durante la pandemia y con un montón de cosas que nos tocó vivir a los trabajadores petroleros, hicimos frente a que la industria saliera adelante, así que creo que tiene que haber un ida y vuelta”, indicó.

Ejes de la negociación

Los petroleros están preocupados por la inflación, por lo que analizan hacer revisiones trimestrales y para este año consideran un 70% de incremento salarial.

“Nosotros queremos que nos hagan una propuesta seria, responsable en un contexto de país muy difícil. Estamos esperando una oferta concreta y vamos a determinar cómo seguimos”, detalló el líder de Petroleros Privados.

Quien también mencionó algunos de los puntos abordados en las paritarias fue Claudio Vidal, el secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Santa Cruz.

“No vamos a cerrar ninguna pauta que no garantice las necesidades salariales de nuestros trabajadores, ni mucho menos vamos a aceptar un aumento que esté por debajo de los índices inflacionarios actuales”, manifestó.

“Más allá de que ya se firmó un reajuste del 10% de la cláusula gatillo, que sumado al 15% de enero y el 20 de marzo acumula una suba del 45% para el primer trimestre, no hubo voluntad de acuerdo por parte de las empresas respecto a las distintas propuestas sobre la paritaria del año actual”, señaló el titular del gremio santacruceño.

En esta nota

Comentarios