petroleros

Aquellos petroleros de la Comarca Andina

Comarca Andina. En las elecciones petroleras, un grupo de trabajadores de El Bolsón, Esquel y Bariloche tuvieron su participación. La historia de ese reducto.

A unos 600 kilómetros de la zona de producción de gas y petróleo en Vaca Muerta, entre los frondosos bosques de la cordillera, existe un grupo de trabajadores que respaldaron a Marcelo Rucci como futuro secretario general del gremio petrolero. En El Bolsón, integrantes de la Cooperativa Telefónica (Coopetel) de esa localidad, que comenzó en el rubro de las comunicaciones y amplió su servicio al mercado de gas envasado y a granel, fueron parte de la elección. Allí, como en la mayoría de los yacimientos de la cuenca, se impuso la lista Azul y Blanca. 42 trabajadores son representados por el Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa estaban en condiciones de sufragar.

Su participación, que pasó desapercibida, se justifica en la expansión del servicio de gas en la parte andina y la denominada Región Sur, la zona de menor población, con el clima más duro y de enorme extensión territorial en Río Negro. La mayoría de los trabajadores votaron por el oficialismo, según pudo constatar +e con fuentes de la asociación gremial. La elección salió 27 a 3.

Sus comienzos

El número de afiliados empezó a construirse cuando corría el año 1992, en los días que Coopetel se sumergió en el negocio del gas. Los habitantes de la cordillera de Río Negro y Chubut comenzaron a abastecerse directamente del servicio que esta cooperativa brindaba.

Desde el paralelo 42, salió el gas hasta la chubutense Esquel y la rionegrina San Carlos de Bariloche, dos de las ciudades más importantes del sur argentino.

Un año después, la entidad avanzó en un proceso de expansión que convergió en la distribución de gas-petróleo indiluido vaporizado en Los Menucos.

Unos meses posteriores, se expandió el abastecimiento a Sierra Colorada. A la par, se realizaron importantes obras de redes internas y externas para las inmediaciones de la localidad de El Bolsón, a través de acuerdos con el Ministerio de Cultura y Educación de la Nación.

El crecimiento

Ya para el año 2003, Coopetel dio un salto notable al obtener la operación de las plantas de gas vaporizado que alcanza a pueblos como Maquinchao, Sierra Colorada, Ramos Mexia y Los Menucos, todos de la provincia de Río Negro.

Según explicaron fuentes de la cooperativa, el gas utilizado es propano líquido (GLP), que se transporta desde las productoras, almacenado en tanques de cada planta. El destino del mismo son los evaporadores que transforman el gas (de liquido a gaseoso) para luego terminar en las redes.

Un detalle no menor: todas las operaciones está a cargo del personal de Coopetel, que a su vez posee el mantenimiento exigido, con la seguridad e higiene “en pos de dar cumplimiento a las leyes”.

Los trabajadores, claro, tienen afiliación al gremio que Guillermo Pereyra condujo desde hace casi 40 años, decidiendo retirarse en las últimas elecciones de la organización el 20 de octubre último y que tendrá una nueva etapa con la era Marcelo Rucci desde diciembre.

> Ñirihuau, una zona particular

En las inmediaciones de El Bolsón existe un área hidrocarburífera que el gobierno de Río Negro sabe que nunca podrá explotar. En 2008, cuando el exgobernador Miguel Saiz intentó abrir una licitación de la denominada área Ñirihuau, a unos pocos kilómetros de Bariloche, la sociedad se movilizó en rechazo. Así, la unión transitoria de YPF-Pluspetrol, que había alcanzado un permiso de exploración, al final se bajó de cualquier actividad. Aunque saben que es inviable, por estar dentro de una zona de Parques Nacionales, en la cartera energética rionegrina siempre la tienen en cuenta. “Es de menor calidad, pero se podría utilizar”, ratifica una fuente calificada del área de Hidrocarburos provincial. Su afirmación, al instante, es acompañada por la frase “sin consenso social, es imposible”.

En esta nota

Comentarios