perforadores

Cuántos equipos tiene cada empresa en Vaca Muerta

Los perforadores están en manos de siete compañías con bloques de gas y petróleo. Hubo un leve repunte en la cantidad de equipos en octubre.

La cantidad de equipos disponibles dio un leve salto en Neuquén al pasar de 25 a 42 el último mes. De este total, 18 son perforadores.

Tal como lo informó +e la llegada de nuevos equipos se relaciona en parte con las expectativas que genera en las compañías la posibilidad de una reactivación en el segmento del gas en los próximos meses.

El gobierno nacional lanzó la semana pasada el nuevo programa de estímulo a la producción y las petroleras tienen el decreto que fijará las condiciones del valor establecido para unos 70 millones de metros cúbicos en el mercado argentino desde el 2021. Para ese volumen de producción, habrá un techo de precio de 3,70 dólares con un aporte del Estado argentino.

Mientras tanto, se espera hasta finales de años un nivel de producción de petróleo similar al de los estándares actuales. Al menos es lo que viene planteado la conducción de YPF, la principal productora de crudo del país.

Como lo informó este medio, la producción de crudo bajó levemente según los datos registrados en septiembre, con una caída intermensual de 4,5%. Pero ese indicador, de todos modos, está alejado del desplome más abrupto que caracterizó el ingreso a la cuarentena.

Según pudo saber +e de fuentes de la industria, del total de 18 equipos perforadores que están en la provincia, 14 se encuentran en actividad. Por operadora, se distribuyen de la siguiente forma:

  • YPF: ocho equipos perforadores, cinco de ellos en actividad.
  • PAE: dos equipos activos.
  • Shell: tres perforadores en plena operación.
  • ExxonMobil: un equipo perforador en actividad.
  • Vista Oil & Gas: dos perforadores, uno de ellos en actividad.
  • President: un perforador, también en actividad.
  • Total: un equipo perforador activo.

Con todo, la cantidad de equipos disponibles solo puede ser tomada en cuenta como un leve repunte en uno de los años más críticos en la historia petrolera mundial, algo que en Vaca Muerta implicó la profundización de un cuadro previo.

Es que a la crisis macroeconómica que ya había implicado un desmoronamiento de las inversiones desde mediados del 2019, se sumó la llegada del COVID-19 y el consiguiente freno en la demanda interna de crudo. Esto, como lo muestra el gráfico de más abajo, hizo desplomar la cantidad de perforadores disponibles en las áreas neuquinas:

equipos-22-web.jpg

En este escenario, queda por ver qué nivel de impacto tendrá en la industria el actual contexto económico del país. El gobierno viene dando señales al sector energético. Parte de ese contexto es la búsqueda de ahorrar en importaciones para evitar una presión adicional sobre el Banco Central de la República Argentina (BCRA).

En esta nota

Comentarios